viernes, 14 de junio de 2013
0 comentarios

Caso Bertone/Suarez | “Estaban en mi lugar: se me fue la mano y reventé”, dijo Raúl Suárez

viernes, junio 14, 2013

Foto: Diario TExtual


Raúl Suárez, el puestero del oeste sindicado a atacar a balazos al empresario Luis Bertone, declaró que tuvo que "pelar el arma" porque había varias personas ocupando el lugar que él defiende. (Foto: Diario TExtual)



"Ellos se meten, hacen alambrados, corrales, lo que quieren. Yo no puedo tolerar tanto, más allá de que hago lo imposible", dijo a Diario Textual.


Raúl Suárez, hijo de Salustiano, nació hace 48 años en el predio rural La Cautiva, en la zona de Limay Mahuida, a unos 400 kilómetros de la capital pampeana. Allí, los Suárez viven desde siempre pero no tienen la titularidad de las tierras, que ahora son reclamadas por Bertone.


El empresario, que posee cotos de caza en Quehué y tiene acciones en el hotel Calfucurá de Santa Rosa, asegura que el campo está a nombre de su madre a partir de un presunto acuerdo que hizo con los hermanos De Franco. Estos adquirieron unas 200.000 hectáreas en el oeste pampeano, aunque esas transacciones están siendo motivo de investigación judicial por supuesto engaño a los puesteros.


Las disputas entre el puestero y el empresario derivaron el domingo en un grave incidente, cuando Suárez atacó a balazos a Bertone al sorprenderlo cortando alambres en el campo. "Cuando llegamos estaba ahí (Bertone) haciéndose el canchero. Eran unas diez o doce personas y nosotros éramos tres", precisó Suárez, quien comentó que Bertone tenía un revólver en la cintura.


Relató que en un principio le propuso al empresario arreglar las diferencias "como debe ser", al tiempo que le pidió que no tocara más el alambrado. "Primero le tiré con un palito finito para ver cómo reaccionaba, pero me encaró al toque con el gas pimienta en los ojos. Por eso tuve que 'pelar' el arma, que llevaba por si acaso", le contó el puestero a Diario Textual, desde su casa de La Cautiva.


Explicó que la situación se puso "muy tensa" porque había varias personas ajenas en el establecimiento que él defiende. "Le tiré a las piernas y después lo agarró mi sobrino (Sebastián Suárez) y lo terminó tirando al suelo. Yo seguí con otro, que se hacía el 'cojudo' y era un guardaespaldas", detalló el atacante, que ayer fue liberado luego de tres días de detención en la cárcel de General Acha.


Los disparos de Suárez, efectuados con un revólver calibre 32, causaron heridas en las piernas de Bertone, que debió ser hospitalizado por precaución.


El trabajador rural consideró que sobre la propiedad del campo se expedirá en su momento la Justicia, aunque aclaró que el hecho de que el empresario sea una "persona poderosa" no le da permiso para hacer lo que le parezca. "Estaban en mi lugar: se me fue la mano y reventé", reconoció, en alusión al episodio de sangre. "Ahora, me da mucha bronca que esto siga para adelante porque hoy continuaban alambrando en el campo", reveló.


De comprobarse esta situación, se estaría violando el planteo judicial de una medida cautelar, en la que consideraron a Bertone como instigador de la agresión, por lo que se prohíbe su ingreso y el de los alambradores al campo en disputa.


Finalmente, Suárez aseguró que a lo largo de su vida "hizo mucho" por el campo y que a su juicio le pertenece. "Estos campos no son para ponerse rico porque son muy pobres. Ellos creen que en un futuro van a extraer petróleo y están muy equivocados, no vamos a ver nada de eso acá".


Diario Textual

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dejá tu comentario...


 
Toggle Footer
Top