0
Foto: Gob.LP

MIRÁ LOS VIDEOS El gobernador de la provincia de La Pampa, Carlos Verna, y su par de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, firmaron el tratado “El Caldén”.


Se encontraban presentes legisladores nacionales, diputados provinciales, intendentes, funcionarios y representantes del pueblo ranquel de ambas provincias. Los mandatarios arribaron a Terrazas del Portezuelo, allí, en el Salón Blanco tuvo lugar el acto donde se rubricó el documento.

Dando comienzo con la ceremonia se entonaron las estrofas del himno nacional argentino, seguidamente los gobernadores firmaron el Tratado y hablaron a los presentes ambos mandatarios.

Verna: “estamos incluyendo una bisagra clave entre el Norte y la Patagonia”

El gobernador Verna dijo sentirse motivado en su llegada a San Luis “con una conciencia amplia, que nos permite saber que estamos tomando una decisión clave para cruzar el umbral del desarrollo. Como pueblos hermanos, estamos listos para eso”.

Calificó a la provincia anfitriona como magnífica, “en riqueza, historia, imaginación, en calidad humana. Y esa historia, que le impuso contar con más de 400 años de experiencia, es la misma que le da, a su sociedad actual, una mirada de reconocimiento y respeto por sus pueblos originarios. Hoy, estamos confirmando con un tratado político, una aspiración y una meta natural para dos provincias hermanas. Estamos incluyendo una bisagra clave entre el Norte y la Patagonia”, expresó.

Asimismo consideró que no es casual que sean las provincias de San Luis y La Pampa las que están mostrando la capacidad de visualizar y concretar un pacto ejemplar, “que demuestra un federalismo pragmático, que se aparta de la declamación y se instala desde la acción”, continuó Verna.

En relación al tratado, el mandatario pampeano agregó “de La Pampa al norte y de San Luis al sur, esta expresión simple, es la que sintetiza la riqueza interna de un país entero, integrado y solidario. El tratado de cooperación “El Caldén”, está pensado a partir de la iniciativa de dos provincias autónomas dispuestas a defenderse, a trabajar el federalismo como idea esencial de la organización nacional. No es una casualidad que esto se celebre entre San Luis y La Pampa; y es fruto de mucho trabajo y de una perspectiva política, que piensa en el bien de la Nación, pero con la intervención protagónica de cada una de sus partes. Pensamos sinérgicamente”.

“Aquí, uno más uno no es dos, uno más uno es todo. Todo de lo que vamos a ser capaces con una visión asociativa, cooperando y multiplicando nuestros bienes sociales, económicos, políticos, culturales. No es una casualidad que nosotros estemos firmando este tratado, porque somos dos provincias sin deuda, ante un Estado nacional centralista y endeudado”.

En otra parte de su discurso, repasó el artículo 125 de la Constitución “Las provincias pueden celebrar tratados parciales para fines de administración de justicia, de intereses económicos y de trabajos de utilidad común, con conocimiento del Congreso Federal…”, “eso hacemos” dijo Verna, quien además agregó otra parte del artículo que expresa “Para promover la industria, la inmigración…”, “Para la introducción y establecimiento de nuevas industrias…”, “eso hacemos. Eso hacemos; hoy, aquí”, prosiguió.

“Somos dos provincias sin deuda decididas a que el Estado nacional nos reconozca el esfuerzo de tener equilibrio fiscal al momento de la aplicación de los fondos públicos. Y también queremos que el Gobierno de la Nación nos pague lo que nos debe. San Luis y La Pampa somos dos provincias autónomas que vamos a defendernos del centralismo, usando para ello, nada menos, que la Constitución Nacional. El federalismo de la cooperación es la herramienta que va a cuidar a nuestros pueblos de la acción concentradora de las políticas de Nación. Queremos los servicios públicos en manos de las provincias o de las cooperativas, no en manos de grupos económicos concentrados del país o del extranjero. Este acuerdo tiene que transformarnos, multiplicando nuestras fuerzas, para alcanzar cada punto dispuesto como meta en el documento que acabamos de firmar”, manifestó.

En la continuidad de sus palabras, el gobernador de La Pampa dijo “De la sierra a la llanura. De Cuyo a la Patagonia. Vamos a demostrar, con cada uno de los convenios complementarios que se instrumenten, que a la división geográfica, que se define solo por accidentes, nosotros podemos trascenderla con el carácter humano que vamos a imprimirle a las acciones conjuntas de trabajo.

Por cercanía, por definición territorial, somos socios naturales; a eso, tenemos que sumarle el valor incalculable de estar eligiéndonos hoy como socios. Este vínculo político que hoy estamos formalizando, nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro. Desde el intercambio y la complementación tecnológica, de formación técnica y académica, hasta la negociación de los impuestos federales coparticipables. Desde la implementación conjunta de políticas hídricas interprovinciales, hasta el trabajo de autoabastecimiento energético a partir de proyectos sustentables. Desde campañas de salud y prevención, hasta la planificación de obras y desarrollos logísticos en conjunto.

Sabemos que no es una buena idea proyectar en soledad, tenemos inteligencia individual e institucional, por eso somos capaces. Y el potencial de nuestra capacidad a partir de la unión de voluntades, propone acuerdos de investigación, de intercambio informativo, de complementariedad en planes de infraestructura, de cooperación en cuestiones de seguridad, y hasta de participación en prácticas deportivas.

Este acuerdo representa una piedra fundacional para convenios entre universidades, asociaciones civiles, clubes y empresas. Y nosotros, quienes tenemos la responsabilidad de la gestión pública debemos poder facilitar el progreso a partir de entender la lógica actual que impone sus rasgos asociativos.

En relación a La Pampa, Verna manifestó que como provincia, nació. “Fue territorio nacional por mucho tiempo, por demasiado tiempo quizás, en esa situación, la Nación defendió poco y nada nuestros derechos, que fueron reiteradamente conculcados, y eso hizo que nos desmembraran parte de nuestro territorio y nos robasen un río, el río Atuel. Por eso tuvimos que aprender rápido y no siempre de la mejor manera. La mayoría de los gobiernos nacionales resultaron despreciativos con el federalismo; buscaron consolidar su poder sirviéndose de políticas centralistas que no miraban a las provincias. Este Gobierno Nacional no mira a las provincias. Pero las provincias vemos las actitudes de este Gobierno Nacional, y estamos listas para defendernos, aunque sigamos invitándolos a trabajar juntos. Las provincias estamos listas para crecer sin permiso. Hay un detalle que ilustra cierto menosprecio histórico por la Argentina profunda: las provincias somos “el interior”. Lo llamativo de esto es que quienes acuñaron esta expresión, nunca se percataron que todo crece desde el interior, se desarrolla desde el interior.

Lo mejor del “hombre” está en el interior. Porque el interior es el alma, desde allí se sueña, desde allí se piensa, desde allí se crea, desde allí se trasciende. Y así, descubrimos las ventajas de ser del “interior”. Porque si intentan ponernos límites, nos volvemos más creativos, porque si tratan de encerrarnos, nos llenamos de libertad, porque si tratan de aventajarnos, terminamos mostrándoles el camino y porque si eligen pensarnos y nombrarnos como “el interior”, les decimos sí; eso somos. Somos el alma de la Nación, su interior, y el alma es eterna, nunca muere”.

Palabras del gobernador de San Luis

Alberto Rodríguez Saá brindó palabras de bienvenida a las autoridades presentes y recordó una anécdota que le transmitió el gobernador Verna de no ser el primer acuerdo entre ambas provincias, ya que hace algunos años se intercambiaban estudiantes en transportes que iban de Santa Rosa a San Luis, en el límite provincial.

El gobernador dijo que el Tratado debe ser aprobado por las Legislaturas provinciales y que luego va al Congreso de la Nación, donde se irá a argumentar “este primer Tratado que se hace en la Argentina, en el marco del artículo 125 de la Constitución Nacional”.

Rodríguez Saá habló sobre la juventud que tiene La Pampa como provincia, y transmitió el respeto hacia la administración que tiene el Gobierno. En ese sentido destacó el sistema salarial de La Pampa.

Llamó a mirar el tratado a partir de una opinión sobre el Gobierno Nacional “que nos hace mirar el pasado para justificar el presente”. “Este tratado está mirando al futuro, tiene una agenda de atajos al futuro, que busca como coordinar entre las dos provincias, hacer acciones en común entre las dos provincias, en beneficio de nuestros pueblos”.

El mandatario puntano hizo un reconocimiento especial para Sergio Ziliotto (diputado nacional por La Pampa) y para Luis Luquiño (diputado de San Luis), por ser los artífices del Tratado.

Principales puntos del Tratado

El tratado se realiza a fin de impulsar acciones conjuntas que promuevan el desarrollo económico y social, la salud, la educación, la ciencia y la tecnología, el deporte y la cultura, de conformidad a lo estipulado en el artículo 125 de la Constitución Nacional.

Las acciones específicas que se acuerden desarrollar se instrumentarán mediante convenios complementarios, en los que se definirán las particularidades de cada uno de ellos, los plazos de ejecución, los aportes de cada parte -de corresponder-, y las demás condiciones que se acuerden para el desarrollo de las actividades propuestas.

Serán materia de dichos convenios complementarios, entre otras:
  • el emprender políticas conjuntas en defensa del sistema federal de coparticipación de impuestos; 
  • promover y planificar la complementación industrial y la transformación de la producción agroindustrial; 
  • propiciar políticas tributarias de incentivo para la creación de empleo joven en nuevas empresas de ambas jurisdicciones; 
  • estimular la complementariedad comercial para el desarrollo de políticas de comercialización para el mercado interno y externo de sus producciones industriales, agroindustriales y de base tecnológica; 
  • elaborar e implementar en forma conjunta políticas en materia de salud referidas a prevención, capacitación, infraestructura, producción y provisión de medicamentos; 
  • elaborar políticas hídricas conjuntas, y propiciar e impulsar la creación de cuencas hídricas interjurisdiccionales en el marco de la legislación federal vigente; 
  • propiciar proyectos energéticos mediante la utilización de energías limpias con el objeto de lograr el autoabastecimiento energético; 
  • establecer políticas de cooperación en materia de seguridad, referidas a intercambio de información, capacitación del personal, controles conjuntos e infraestructura carcelaria; 
  • propiciar proyectos de investigación y acuerdos entre las Universidades Nacional de San Luis, de Villa Mercedes y de los Comechingones, de La Punta y la Universidad Nacional de La Pampa; 
  • coordinar, elaborar y poner en marcha en conjunto con las comunidades originarias de los territorios un plan de desarrollo sustentable respetando su lengua, su cultura y sus modos de producción.
El Consejo de Gobierno será el órgano máximo de decisión del Tratado, y estará integrado por los gobernadores de las Provincias signatarias, su integración es indelegable.

Este Consejo será convocado por cualquiera de los gobernadores y es el encargado de fijar las pautas y formalizar los Acuerdos Complementarios.

Además, será asistido por un Comité Ejecutivo, que se integrará con los representantes asignados a tal efecto por los gobernadores, según la temática a acordar, quienes serán los responsables de la formulación de las diferentes propuestas de acciones específicas a plasmarse en los Convenios Complementarios.

Considerando

Dentro de los considerando del Tratado, se explica que el federalismo constituye uno de los pilares irrenunciables y la esencia de la organización nacional, y en ese marco las provincias y el Estado Nacional han asumido un papel protagónico en el desenvolvimiento institucional y en sus relaciones entre sí.

Las partes signatarias del Tratado poseen una perspectiva común de la identidad nacional, sustentada en procesos históricos donde las provincias han tenido un rol preponderante en el desarrollo de sus comunidades y en la satisfacción de sus principales problemáticas en el marco de las facultades no delegadas a la Nación, mientras que han coadyuvado con el Estado Nacional en la implementación de aquellas políticas de su competencia.

Además advierten la necesidad de promover y coordinar vínculos políticos, jurídicos, económicos, culturales e institucionales como herramientas superadoras de obstáculos, a fin de potenciar la capacidad de desarrollo integral de las provincias.

En ese contexto resulta necesario crear herramientas institucionales que permitan fortalecer la cooperación entre los estados, en un marco de solidaridad y defensa de los intereses comunes, teniendo siempre en miras los principios del federalismo.

Igualmente consideran imprescindible aunar acciones para lograr del Estado Nacional el reconocimiento de la histórica sanidad de las finanzas de ambos estados provinciales, a fin de habilitar mecanismos -premios- que incentiven la continuidad de la aplicación eficiente y eficaz de los fondos públicos.

La historia reciente muestra que las permanentes políticas centralistas de los gobiernos nacionales, muchas veces atenúan los mayores principios consagrados por la Constitución Nacional.

Entienden el federalismo de cooperación interjurisdiccional como un sistema de protección frente al centralismo y la globalización y como un pilar de un nuevo desarrollo de los pueblos.

Tienen asimismo la firme decisión de implementar un federalismo de cooperación y concertación que propenda a maduras y modernas relaciones interjurisdiccionales.

De conformidad a lo establecido en el artículo 125 de la Carta Magna, corresponde poner en conocimiento del Congreso Federal el Tratado.



Publicar un comentario

 
Top