0

Hombre lleno de Espíritu Santo y de fe, formó parte de los primeros creyentes en Jerusalén e introdujo entre los hermanos a Saulo de Tarso  (Imagen: Píldoras de Fe)


Martirologio romano: Memoria de san Bernabé, apóstol, varón bueno, lleno de Espíritu Santo y de fe, que formó parte de los primeros creyentes en Jerusalén y predicó el Evangelio en Antioquía e introdujo entre los hermanos a Saulo de Tarso, recién convertido. Con él realizó un primer viaje por Asia para anunciar la Palabra de Dios, participó luego en el Concilio de Jerusalén y terminó sus días en la isla de Chipre, su patria, sin cesar de difundir el Evangelio

Bernabé significa: Hijo del profeta, proviene del Hebreo

Biografía

El nombre de San Bernabé es mencionado en el Canon de la Misa. San Bernabé, fue designado por el Espíritu Santo para compartir la misión de evangelización de los doce Apóstoles. Desde la antigüedad, se le venera en la Iglesia como uno de ellos. Las escrituras dicen de él lo siguiente:

"Bernabé era un hombre bondadoso, lleno del Espíritu Santo y de mucha fe. Y una gran multitud adhirió al Señor" (Hechos 11,24)

Jugó un papel importante en la primera extensión del cristianismo fuera del mundo judío. Fue Bernabé quien presentó a San Pablo a todos los demás Apóstoles, cuando todo el mundo seguía desconfiando de este, ya que era un perseguidor de los cristianos.

Bernabé fue el compañero de misiones de San Pablo y ayudante en su primer viaje misionero, y volvió con él a Jerusalén, pero lo dejó cuando salió en su segundo viaje, dirigiéndose a Chipre.

Bernabé no era un apóstol directo del Señor, el título le fue otorgado a él desde tiempos muy antiguos. Su primer nombre era José, perteneció a la tribu de Leví. Él era un helenista, es decir, un Judío que vivía fuera de Palestina y hablaba la lengua griega. Nació en Chipre, abrazó la fe poco después de la muerte de Cristo, convirtiéndose en un miembro activo de la comunidad cristiana. Su primera obra notable que hizo en su conversión, fue la de vender sus pertenencias y colocar el dinero a los pies de los apóstoles.

Uno de los servicios más notables que realizó Bernabé a la Iglesia universal, fue la de haber llevado a Pablo de Tarso a enseñar en Antioquía. El primer viaje misionero que hicieron juntos (alrededor de 45-48 dC), y Bernabé parece haber sido el líder, al menos al principio (Hechos 13-1)

Bernabé estuvo presente con Pablo en el Concilio de Jerusalén (ca. 50) Mientras se estaban preparando para el segundo viaje misionero, surgió una diferencia de opinión con respecto a si Marco debía ir o no con ellos; como resultado cada uno continuó sus trabajos por separado. Bernabé se fue a Chipre con Marcos y a partir de ese momento no se vuelve a saber de él en los Hechos de los Apóstoles o de cualquier otra fuente auténtica. A partir de una observación en una de las cartas de San Pablo, sabemos que Bernabé vivió de su trabajo para poder subsistir (1 Cor 9,5-6).

La hora y el lugar de su muerte no han sido registrados. Se afirma que su cuerpo fue encontrado en Salamina en el año 488 D.C. Su nombre es mencionado en el Canon de la Misa desde la antigüedad

-
PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos

Publicar un comentario

 
Top