0
Julia Baleani | Foto: PDT
Desde la organización de mujeres, Plenario de Trabajadoras La Pampa repudiaron las condenas a 5 años y 50 mil pesos de multa al intendente de Lonquimay Luis Enrique Roger, aún en funciones, al considerarlo “participe necesario” del delito de trata de personas; al policía Carlos Alanis y a Carlos Fernández, dueño del prostíbulo “Good Night”.

Lo hicieron en un comunicado firmado por la Pre - candidata a Diputada Nacional por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda - La Pampa, Julia Baleani, en el que consideran que la condena es "una burla para las víctimas de la trata con fines de explotación sexual, ya que hasta que quede firme la sentencia, los tres principales imputados seguirán libres".

Por ese motivo, exigen la renuncia del intendente Luis Roger, quien seguirá en su cargo y reclamamos cárcel efectiva para los responsables. 
 
Asimismo denuncian en el mismo parte de prensa "el silencio del PJ que es una muestra más del entrelazamiento del poder político con las redes de trata".
 
"El proceso que desarrolló el Tribunal Oral Federal de Santa Rosa se basó en el “sostenimiento de casa de tolerancia y acogimiento de mujeres mayores de 18 años agravado por ser más de tres las víctimas” del delito", manifestaron en el escrito.

El intendente de Lonquimay, Luis Enrique Rogers, fue condenado a 5 años de prisión y 50 mil pesos de multa.

En su lectura del fallo, el TOF consideró a Rogers como partícipe necesario del delito de trata de personas. 
 
La misma pena recibió el dueño del cabaré “Good Night”, Carlos Javier Fernández, y el comisario Carlos Alaniz. 
 
Por otra parte, condenaron a dos años a Eduardo Mauricio Fernández y Brian Sacks, acusados de ser partícipes secundarios.

Publicar un comentario

 
Top