0

El hecho habría sucedido en la madrugada del sábado en uno de los barrios de la zona norte piquense. Hasta allí se habría llegado un grupo de jóvenes estudiantes con un solo fin: incendiar una casa. 


La noticia generó un enorme revuelo en la comunidad piquense en general y en la educativa en particular, ya que la víctima es docente de los dos colegios privados de la ciudad. 

Alumnos (serían 2 según fuentes judiciales) intentaron prender fuego la casa de una docente. La situación, gravísima por cierto, no paso a mayores por la intervención de un vecino y por que los jóvenes indudablemente no poseen “experiencia” en acciones de este tipo.

El frente de la casa de la docente en cuestión, Guadalupe de nombre, posee cámaras de seguridad en el frente, por lo que la situación habría quedado registrada y ambos adolescentes estarían identificados en el video.

Una molotov y una exigencia

“Apruebenos a todos” sería la leyenda elegida por los alumnos en una especie de cartel que habrían dejado escrito en el lugar y que estaría en poder de la Fiscal que entiende el caso, la Dra Ivana Hernandez. También trascendió que los jovenes serían (por su edad) imputables a pesar de asistir a un establecimiento educativo.

También trascendió que habrían utilizado una especie de molotov para prender fuego el frente de la vivienda. Esos artefactos explosivos de armado casero y dudoso rendimiento. La baja calidad del mismo hizo que la situación no fuera mucho más grave. 

Ocurrió en la madrugada del sábado y aún permanece el asombro de toda la comunidad por lo ocurrido en la vivienda de 111 esquina 16 donde la docente vive junto a un conocido vecino de la ciudad de apellido Reina.

Según cuentan los vecinos, el grupo de vándalos roció con algún tipo de combustible el domicilio de una docente con la cual no tendrían buena relación. Y la situación si no pasó a mayores fue porque alguien que los estaba observando pudo lograr que aborten la idea.

Durante ese domingo se pudo observar, además, gran despliegue policial en la zona para dar con las personas que habrían intentado cometer semejante acto de barbarie sobre el domicilio de la maestra, en calle 111 esquina 16.

Fuente PampaDiario

Publicar un comentario

 
Top