0
Imagen: Pildoras de Fe

Padecieron el sacrificio bajo diversas formas de tortura por no someterse a la adoración de los ídolos paganos del emperador Adriano


Hoy también se festeja a:

Martirologio Romano: En la vía Tiburtina, a nueve miliarios de la ciudad de Roma, conmemoración de los santos Sinforosa y sus siete compañeros: Crescente, Julián, Nemesio, Primitivo, Justino, Estacteo y Eugenio, todos mártires, que quedaron hermanados en Cristo tras padecer el sacrificio bajo diversas formas de tortura.

Santa Sinforosa vivió en el siglo II y fue la viuda de San Getulio, mártir. Ella se conmemora junto con sus hijos, Crescente, Juliano, Nemesio, Primitivo, Justino, Estacteo y Eugenio.

Biografía

En la vía hacia Tiburtina, vivía una mujer llamada Sinforosa, junto con su esposo Getulio y con sus 7 hijos que fueron llamados Crescente, Juliano, Nemesio, Primitivo, Justino, Estacteo y Eugenio. Ellos vivían bastante cerca de una majestuosa villa que poseía el emperador Adriano

Su esposo, San Getulio, era un oficial del ejército romano, pero renunció a ser partes de estas milicias al ser bautizado cristiano, y luego se retiró a vivir en su finca cerca de Tivoli. Caerealis, un legado imperial, fue enviado a detenerlo, pero se convirtió al cristianismo por San Getulio. Otro oficial, llamado Primitivo, fue enviado luego a detener a Getulio, pero le sucedió lo mismo que a Caerealis, no resistió a la Palabra de Dios anunciada por San Getulio y terminó convirtiéndose al cristianismo también

Al darse cuenta de lo sucedido, el emperador Adriano envió a una comitiva para capturarlos a todos, así que, estos tres hombres ejemplares fueron atados a una estaca y les prendieron fuego alrededor, pero no para perjudicarlos, sino para atormentarlos un poco con el calor. Entre las llamas fueron brutalmente golpeados hasta que se llevaron la corona del martirio con la decapitación. Santa Sinforosa enterró sus restos en una arenario en su finca.

Poco después del martirio de su marido, Santa Sinforosa y sus siete hijos fueron llevados ante el emperador Adriano, y les exigieron que ellos adorasen a los dioses paganos. Pero todos ellos se negaron rotundamente a realizar tal traición al Señor.

Fueron llevados entonces al templo de Hércules. Se le gritaban todo tipo de amenazas y hasta el chantaje, trataron de que hiciera sacrificio y oblación a los ídolos paganos, pero la Santa a ejemplo de su esposo San Getulio y sus compañeros de martirio, no doblegó su voluntad, fue inflexible sobre su decisión de seguir amando al Señor, así como también lo declararon sus sietes hijos

El emperador agotó todos los intentos por persuadirla, así que ordenó que la Santa fuese torturada cruelmente. Pero de la tortura no consiguió nada, y agotada su paciencia ordenó a los guardias a que fuese arrojada al río Anio atada a una pesada roca atado alrededor de su cuello. Así entonces, Santa Sinforosa recibió la corona del martirio. Su hermano, tomó sus restos y los enterraró junto a su marido martirizado.

Cada uno de sus sietes hijos sufrieron otro tipo de martirio: Crescente fue traspasado a través de la garganta, Juliáno a través del pecho, a Nemesio le atravesaron el corazón, Primitivus fue herido en el ombligo, Justino fue atravesado por la parte posterior, Estracteo fue herido en el costado, y Eugenio se lo partieron en dos, de arriba a abajo.

Después de cerca de dos años, después de haberse calmado la furia de la persecución contra los cristianos, el hermano del mártir Sinforosa, Eugenio, recogió los cuerpos y los enterró al lado de la fosa donde la santa había enterrado a su también martirizado esposo San Getulio

Las reliquias de San Getulio fueron trasladadas finalmente a Roma por el Papa Pío IV, y ​​están en el altar principal de la iglesia de San Ángelo.

En el año 752, las reliquias de Santa Sinforosa y sus siete hijos también fueron trasladados a la iglesia de San Ángelo en Roma, y en el 1587, todas fueron encerradas en un sarcófago de mármol.

-
PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos

Publicar un comentario

 
Top