0
Foto: Archivo
MIRÁ LOS VIDEOS Una mujer neozelandesa, de 57 años, se ubicó detrás del avión para resistir a las ráfagas del despegue, pero la diversión terminó de la peor manera.


Una turista neozelandesa murió en la isla caribeña de Sint Maarten conocida como "la playa más peligrosa del mundo", cuando despegaba un avión.

La mujer de 57 años, se ubicó a metros de un Boeing 737 en Maho Beach y por diversión trató de resistir la fuerza del aire expedido por las turbinas en el despegue, pero no lo logró y murió.

Tratar de soportar las ráfagas del avión es un atractivo habitual entre los visitantes de la playa. Los más precavidos esperan en la orilla de mar, de manera tal de caer al agua si no resisten.

Pero otros, más inconscientes, se toman de las rejas que delimitan el pequeño aeropuerto, y tratan de aferrarse con todas sus fuerzas, pero lo más grave es que detrás de ellos no hay mar ni arena, más bien pavimento.

Este fue el caso de la mujer que perdió la vida. No resistió, se soltó, se cayó al suelo y se golpeó la cabeza contra la barrera de contención. Por eso, tras pasar algunas horas en el hospital, falleció.

"Me encontré con la familia de la fallecida. Reconocieron que lo que hicieron estuvo mal, porque las señales que advierten el peligro de estar ahí son muy claras. Lamentaban que el riesgo que tomaron haya terminado de la peor manera posible", contó Rolando Brison, director de la Agencia de Turismo de Sint Maarten.

Cadena3

Publicar un comentario

 
Top