0
Foto: Cadena3

Muchos devotos se acercaron tanto para pedir salud y trabajo. También hubo quienes llegaron para cumplir promesas. La misa central fue ofrecida por el cardenal Mario Poli.



Miles de fieles pasaron este lunes por el santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, en una manifestación de devoción popular y fe, en el día del Patrono del Pan y el Trabajo.

Muchos devotos se acercan tanto para pedir salud y trabajo. También hubo quienes llegaron para cumplir promesas.

La misa central fue presidida por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli.

"Venimos a agradecer y a pedir trabajo para todos los que no lo tengan", sostuvo uno de los fieles en declaraciones a la prensa.

Con la llegada del lunes, el ingreso de los fieles estuvo acompañado por una orquesta musical y fuegos artificiales.

Al igual que todos los años, en el primer minuto del 7 de agosto, el templo abrió sus puertas para recibir a los primeros feligreses que habían hecho la fila desde días antes inclusive.

Las autoridades de la iglesia organizaban las filas con los peregrinos, misas, asistencia y baños químicos para recibir a una importante cantidad de hombres, mujeres y niños que llegan.

El fenómeno de la intensa devoción a San Cayetano se da sólo en Argentina como Patrono del Pan y Trabajo, en otros lugares del mundo lo veneran como el santo italiano que fundó una congregación y que, siendo abogado, ayudaba a los pobres en las calles.

Cadena3

Publicar un comentario

 
Top