0
Foto: WEB
Se trata de Camila, un miembro de la Brigada Canina de los Bomberos de San Antonio de Areco. Padeció cáncer y ese sábado iba a jubilarse.


Tras el hallazgo del avión que desapareció el 24 de julio tras despegar del aeropuerto de San Fernando, se conoció que una perra de la Brigada Canina K-9 de los Bomberos Voluntarios de San Antonio de Areco fue clave en el operativo que duró 26 días.

Se trata de Camila, y es una de las integrantes más vieja de la brigada, que luego de participar de la búsqueda recibió su retiro.

El accionar de los canes fue indispensable porque el lugar donde había caído el avión era un pantano difícil de penetrar para las personas, por lo que se necesitaba de drones y perros.

La can de pelaje negro y con patas blancas, es una callejera que se sumó en 2000 al equipo. Es, además la única certificada en investigación en Estados Unidos, con premios internacionales.

Camila hasta debió superar un cáncer y hacer quimioterapia, por lo que ese mismo sábado de la búsqueda iba a ser su ceremonia de retiro.

Según explicó el jefe de Bomberos de Areco, Camila "ladró y se sentó en la zona del cráter de la caída del avión". "Ese ladrido significa presencia de restos humanos. Después la alejamos para ver si había más rastros en otra zona cercana, pero permanentemente Camila volvía al lugar de la cola del avión, que era lo único que sobresalía. No había dudas de que estaban allí adentro", agregó.

Fue así que finalmente pudieron encontrar los cuerpos de los tres integrantes de la tripulación.

Cadena3

Publicar un comentario

 
Top