0

Un grupo de oficiales que estuvo en el procedimiento en la ruta 40, en el que se vio por última vez a Maldonado, entraron de licencia horas posteriores al polémico operativo.

En medio de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado una nueva arista vuelve a apuntar contra Gendarmería.

Ahora se conoció que 24 horas después del operativo del 1º de agosto, en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, en el que desapareció el joven, seis gendarmes pertenecientes al Escuadrón 35 de El Bolsón pidieron licencia entre el 2 y el 4 de agosto.

Entre ese grupo figuran varios que actuaron durante el corte de los mapuches en la ruta 40, los días 31 de julio y 1º de agosto, algunos de los cuales llegaron hasta orillas del río Chubut, lugar en el que fue visto por última vez Maldonado.

Según indica el portal Infobae se trata del subalférez Emmanuel Echazú, el gendarme Neri Armando Robledo, el cabo Darío Zoilan, el cabo 1° Ernesto Yañez, el cabo (y cocinero) Alejandro Ruíz Díaz y la gendarme Maira Ramos; y sus licencias fueron advertidas por los investigadores al secuestrar los teléfonos celulares y sus respectivas desgrabaciones, incorporadas recientemente a la causa.

De ese grupo, Echazú, Robledo y Zoilán llegaron hasta la orilla del río Chubut durante la persecución a los manifestantes.

En los últimos días también trascendió que Robledo tiró un piedrazo contra un "encapuchado" y que le pegó en la espalda cuando éste llegaba a la otra orilla. Esta hipótesis fue avalada por el Gobierno y podría ser el hilo conductor de la causa.

Por otra parte, Zoilán también reconoció que disparó a una sombra. En tanto que Echazú recibió licencia por una lesión en la mandíbula durante el operativo en un momento que no está claro para la Justicia y que podría haber sido en un enfrentamiento con un manifestante.

Lo que pidieron estos gendarmes se llama Licencia Anual Extraordinaria (LEA) y le corresponde a todo gendarme. Consiste en 15 días en período invernal. También está la Licencia Anual Ordinaria (LAO), que se toma en el verano y dura 30 días.

Zoilán, quien efectuó los disparos, entró en permiso desde el 4 al 19 de agosto y viajó a Formosa. Robledo, el que tiró la piedra, argumentó “problemas de salud” de su padre y se fue a Salta entre el 3 y el 17 de agosto.

Ernesto Yañez, uno de los gendarmes heridos por un piedrazo en la cabeza en la ruta 40, entró en licencia por esa lesión. Mientras que la gendarme Maira Ramos viajó a Salta entre el 2 y el 16 de agosto, aunque aparentemente ella no llegó a la zona del río.

Finalmente, entre los licenciados está el cocinero Ruiz Díaz, quien declaró que escuchó a sus compañeros mientras relataban lo sucedido en el río y que le habían dado un piedrazo a un encapuchado.

Desde Gendarmería de El Bolsón afirmaron a Infobae que no hay nada raro en la licencia.

Finalmente el cabo 1° Iván Polo y el cabo Aníbal Cardozo estuvieron de licencia entre el 4 y el 19 de agosto, con destino a Misiones. Pero no hay constancia de que ellos hayan participado del procedimiento en la Pu Lof.

Por ahora, el juez federal de Esquel, Guido Otranto, rechazó la recusación que presentó en su contra la familia de Santiago Maldonado, por lo que ahora será la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia la que decida si continuará o no al frente de la investigación por la desaparición del joven de 28 años.

En tanto que las pericias en las camionetas de Gendarmería no presentaron rastros de ADN del artesano.

Cadena3

Publicar un comentario

 
Top