0
Foto Archivo
Testificaron ante Otranto. Entre ellos están el agente que fue herido en el lugar donde desapareció el joven y otro que admitió haber disparado balas de goma hacia integrantes de la comunidad mapuche.

Cuatro gendarmes declararon esta mañana ante el juez federal de Esquel, Guido Otranto, en el marco de la causa por la desaparición del joven Santiago Maldonado, entre los que se encontraban un uniformado que fue herido en el operativo y otro que admitió haber disparado balas de goma durante los enfrentamientos con los integrantes de la comunidad mapuche.

Entre los miembros de la fuerza de seguridad que prestaron declaración testimonial ante el magistrado se destacaron Emanuel Echazú, quien labró el acta del operativo y que sufrió una doble fractura en el pómulo a causa de un piedrazo, y Darío Zoilán, que afirmó en el sumario administrativo haber disparado balas de goma.

"Los testigos han declarado libremente y todas las partes los han podido entrevistar como quisieron le hicieron todas las preguntas que quisieron", sostuvo el abogado Gustavo Dalzone, que patrocina a integrantes de la Gendarmería Nacional.

El defensor de los uniformados afirmó que en los relatos ante Otranto fue "todo preciso y concordante".

Consultado sobre los relatos que hicieron los distintos efectivos en el marco del sumario interno de la fuerza, el letrado subrayó que "la única declaración que vale es la hecha en el Tribunal".


Cadena3

Publicar un comentario

 
Top