0
Foto: WEB
Ella tenía que ir al supermercado y él accedió a prestárselo. Tras el episodio, el hombre que terminó internado, no le guarda rencor.


Irv Gordon es un profesor de ciencias jubilado cuyo Volvo del año 1966 logró un récord de cinco millones de kilómetros recorridos.

“El viaje fue muy agotador pero lo logré. Ahora, después de tantos años persiguiendo el objetivo de mi vida, necesitaba descansar y por un tiempo no quería volver a manejar”, contó este fanático de 73 años.

Tras un día agotador luego de recorrer más de mil kilómetros en un día, su mujer le pidió el vehículo. Irv le dijo que tomara un taxi pero su mujer no accedió. "Ella tiene auto pero estaba en el mecánico ese día" comentó Irv que finalmente accedió y le prestó el auto.

“Inicialmente se iba a llevar el auto ella sola pero no me pude quedar tranquilo y fui con ella. Le dije que manejara por que me dolían las piernas y lo que pasó después es muy difícil de recordar: Nancy aceleró a máxima velocidad con el freno de mano puesto y lo fundió“, precisó Irv.

Tras el incidente fue internado por un ataque de nervios, aunque sus hijos contaron que no hay rencores en el matrimonio.

"No tengo rencores con mi chica, ya estoy mejor, lo importante es que pude cumplir el objetivo antes del final", dijo Irvig con lágrimas en los ojos.

Cadena3

Publicar un comentario

 
Top