0
Foto WEB
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 16,5 millones de personas mueren en el mundo por enfermedades cardiovasculares. Afecta tanto a hombres como a mujeres y se encuentra por encima del cáncer y las enfermedades respiratorias. 


Por eso, en el marco del Día Mundial del Corazón, la Fundación Barceló aconseja algunos hábitos saludables para contribuir a su buen funcionamiento.

Las enfermedades cardiovasculares provocan que las arterias del corazón se estrechen y se reduzca la cantidad de sangre que este órgano recibe. 

Según la OMS una dieta malsana, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo excesivo de alcohol son los principales factores de riesgo. 

Por lo tanto, si tenemos un estilo de vida más saludable, posiblemente podremos reducir los problemas cardiovasculares

Desde la Fundación Barceló aconsejan:
  • Evitar el consumo de tabaco: fumar daña las células que recubren las arterias, aumenta la coagulación de la sangre, la presión arterial y el ritmo cardíaco. Se debe evitar también la exposición pasiva de tabaco
  • Consumir frutas y verduras: cambiar los hábitos alimentarios puede reducir tres de los principales factores de riesgo coronario (obesidad, colesterol e hipertensión arterial). La Asociación Americana del Corazón recomienda consumir alimentos como espinacas, zanahorias y duraznos ya que tienen un alto contenido de micronutrientes. Es importante consultar con un nutricionista para hacer la dieta adecuada.
  • Reducir la sal: el exceso de sal en una dieta provoca hipertensión arterial, que es la principal causa de enfermedades cardiovasculares. Consumirla en cantidad, dificulta el trabajo del corazón ya que las arterias pierden elasticidad. Desde el año 2013 en que se sancionó la ley 26.905, está regulado el consumo de sodio en alimentos procesados y en restaurantes, a partir de la eliminación de los saleros en las mesas.
  • Realizar ejercicio regluarmente: Es aconsejable realizar al menos 30 minutos de actividad física cinco veces a la semana.
  • Domir bien: dormir lo suficiente para que el cuerpo descanse y no necesite estimulantes para mantenerse despierto. Entre 6 y 8 horas según cada persona.
  • Restringir el consumo de alcohol y gaseosas
Según la Organización Mundial de la Salud de aquí al 2030, casi 23,6 millones de personas morirán por alguna enfermedad cardiovascular, principalmente por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. 
 
Con estas estadísticas, desde la Facultad de Medicina de Fundación Barceló recomiendan optar por un estilo de vida más saludable e invitan a la comunidad a realizarse exámenes médicos periódicamente, para evitar problemas del corazón.

Publicar un comentario

 
Top