0


MIRÁ LAS FOTOS La Federación Argentina de Trabajadores de Farmacias (FATFA) realizará la reunión de su Consejo Directivo entre hoy y mañana en un hotel de nuestra ciudad



Así lo anunciaron ayer por la tarde, en una rueda de prensa, el secretario general de la Federación, Roque Garzón, acompañado por el secretario gremial, Eduardo Julio, y el titular de la Asociación de Trabajadores de Farmacias de La Pampa, Lucas Corral, el anfitrión.

En la misma, además, se abordaron diversos temas de interés para el sector.
Los integrantes de FATFA mencionaron el encuentro mantenido en horas previas con el vicegobernador Mariano Fernández y el ministro Martín Borthiry. 
Asimismo destacaron que la Cámara de Diputados provincial declaró "de Interés Legislativo" a la reunión de Consejo Directivo

Proyecto Federal 

Eduardo Julio explicó que desde el año 2004 -cuando Garzón llegó a la conducción- iniciaron el llamado “proyecto federal”, con el objetivo de realizar las reuniones en todo el país y federalizar la conducción nacional.

Garzón -salteño- explicó que “representamos la dispensa de farmacia. A los establecimientos de sectores empresarios (cadenas) y sectores profesionales (farmacéuticos). Representamos a 30.000 trabajadores”.

En relación a la eventual reforma laboral, Garzón dijo que “si bien no estamos conformando la CGT, integramos el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA). No hemos renunciado a la CGT. No estamos dentro de la política que genera la CGT”.

“Vivimos una situación de incertidumbre. Porque la política de este Gobierno pareciera que atiende al sector del capital y no tanto al sector del trabajo. Desde la CGT no se toman las medidas necesarias para contrarrestar este avance”, dijo Garzón.

“Lamentablemente vemos que las presiones del Gobierno tienen que ver con las presiones que viven los trabajadores”, aseguró.

También puso el acento en la formación sindical. “Los dirigentes tienen que estar a la altura de las exigencias que demandan las políticas nacionales e internacionales, sobre todo de los derechos de los trabajadores del país y de los países vecinos”, dijo.
En ese sentido, Julio aseguró que el camino elegido por la Casa Rosada será peor que el transitado en los años noventa, durante el gobierno del presidente Carlos Menem.

Peor que en los noventa...

“Nuestro sector pertenece al rubro de servicios y depende de la industria farmacéutica, que es la tercera en facturación a nivel mundial. Nosotros no estamos experimentando una retracción de las fuentes de trabajo pero las políticas que se impulsan, como esta reforma laboral de la que se está hablando, van a cambiar la relación actual con los trabajadores”, explicó Garzón, quien a su vez es el secretario general del gremio los trabajadores de farmacias en la provincia de Salta.
En ese sentido destacó el avance de las grandes cadenas de farmacias que van en detrimento de las tradicionales "farmacias de barrio".
Enfatizó que dichas cadenas cambian la modalidad en la relación de dependencia que teníamos en nuestro país ya que, si bien suman fuentes de trabajo y cumplen con las leyes laborales, no ofrecen estabilidad laboral debtieido a que tienen una política de recambio permanente, es decir, que los puestos laborales dentro de estas empresas no se extiende por mucho tiempo, impidiendo que el trabajador realice carrera dentro del establecimiento y reciba los beneficios que se van logrando con la antigüedad.
Más enfático, Eduardo Julio, titular del gremio de Neuquén, recordó que políticas como la actual, en los noventa, provocaron un crecimiento de las fuentes de trabajo en el sector farmacéutico, pero con un evidente deterioro en las condiciones laborales. 
Pero el gremialista no se quedó ahí, sino que sostuvo que el rumbo del gobierno actual es todavía más negativo para los asalariados. “Esto es peor que los noventa porque este gobierno viene por las organizaciones sindicales”, afirmó.

Dirigentes presionados.

En ese sentido, Garzón cuestionó a la conducción actual de la Confederación General del Trabajo, por considerar que no estaban oponiendo la resistencia que se hace necesaria ante lo que consideraron una avance de la Casa Rosada sobre los derechos de los trabajadores. Para Garzón, el triunvirato que conduce la central obrera está siendo permeable a las presiones que ejerce el gobierno nacional y no están tomando las medidas necesarias para contrarrestarlo.
La Arena | El Diario LP | La Pampa DxD

Publicar un comentario

 
Top