0

MIRÁ EL VIDEO La familia del niño es de Río Gallegos y fue derivada a Buenos Aires, por una malformación de su hermano mayor. Mónica contó a Cadena 3 cómo es el fanatismo del nene que desfiló con los Granaderos.





Mónica, la mamá del pequeño de dos años que se sumó al típico desfile de los Granaderos a Caballo en Plaza de Mayo y cuyo video se viralizó, contó que la pasión del pequeño nació de manera espontánea, pese a que ella y su esposo son policías.


Hace tres meses la familia fue derivada de urgencia de Río Gallegos a Buenos Aires, a raíz de una malformación que sufre Maximiliano, el hermano mayor de Mateo, por lo que debe ser operado.

“Un 17 de agosto en la Plaza San Martín se estaba haciendo la conmemoración al General San Martín y lo llevamos, y ahí empezó su fanatismo; (…) todo lo que vieron en el video lo aprendió solo mirando videos”, recordó Mónica a Cadena 3.

Describió, además: “Cada vez que escuchaba una marcha y veía un uniformado quería saludarlo, se volvía loco, se paraba firme, con un año y medio cantando el himno”.



“Hará unas tres semanas fuimos a una juguetería y apenas entramos vimos el traje de granadero, se puso a llorar para que se lo compre y tuve que hacerlo; no se lo saca, se levanta con el traje, se acuesta con el traje”, relató.

“El domingo lo llevé para el arribo de la bandera para que pueda ver a los granaderos, había un hombre que se quedó fascinado, lo grabó y se encargó de subirlo a las redes; a las 2 de la mañana me llegaron mensajes para que lo vea”, comentó.

Detalló, asimismo: “Lo tenía a upa y cuando vio a los granaderos me pidió bajar al suelo, y nunca me imaginé que iba a salir corriendo detrás de ellos para desfilar”.

“Se siente uno más, él cree que es un granadero; cuando alguien se quiere sacar una foto le dice ‘no me toques porque yo estoy trabajando’”, contó.



Como si eso fuera poco, Mónica describió: “Se levanta en calzoncillos desfilando, de la noche a la mañana todo el día; un día lo voy a grabar desde que se levanta hasta que se acuesta”.

“Se acuesta con la bandera, se abraza a la bandera, canta el himno, (…) es un fanático total; mi mamá le hizo un fusil de cartón, y ahí anda desfilando”, agregó.

Mateo, que está a punto de cumplir 3 años, mira dibujitos, pero lo hace por cinco minutos y luego canta la marcha de San Lorenzo.

“Si bien somos policías, no somos de estar escuchando las marchas, es todo espontaneidad de él; su sueño era estar con los Granaderos; le digo que tiene que comer para ser alto como un granadero y come; ve la Casa Rosada por la tele y se vuelve loco”, sostuvo.

Aclaró, también: “Nadie se lo inculca, nadie se lo enseña, se levanta y va desfilando al baño a lavarse los dientes, como estamos en un hotel, entra al salón para comer desfilando”.

“Estamos hace tres meses en Buenos Aires y a mi hijo todavía no lo intervienen, tiene una malformación arteriovenosa cerebral ubicada en el cerebelo, constantemente está en riesgo de muerte, no puede estornudar, no puede toser, no puede hacer ninguna fuerza, tiene que ser embolizado”, comentó apesadumbrada sobre el hermano mayor de Mateo.

“Lo de Mateo es un cariño para el alma, nos saca de la angustia y el dolor”, destacó.

“Ve una bandera y se para firme; me llena el pecho de orgullo”, aseguró la mujer.

Cadena3

Publicar un comentario

 
Top