0
MIRÁ EL VIDEO Jorge Daniel Loto, era oficial de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Tenía 42 años. Intentaron robarle la moto en Luis Guillón. Falleció en el Hospital Santamarina. (ATENCIÓN: LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SUSCEPTIBILIDAD)


Un oficial de la Policía de la Ciudad murió tras ser baleado por delincuentes con los que se enfrentó a tiros al resistirse a que le robaran la moto, cuando circulaba por las calles de la localidad bonaerense de Luis Guillón.

El cruento episodio se produjo anoche en la esquina de Bouquet y Robertson, de esa localidad del partido de Esteban Echeverría y a unas tres cuadras de la rotonda de Llavallol, en el sur del Gran Buenos Aires.

El crimen tuvo como víctima al oficial inspector Jorge Daniel Loto, de 42 años.

Julia, la vecina que lo asistió, dijo a Cadena 3: "El estaba vivo cuando lo ví, sentí que se asfixiaba con su propia saliva. El hijo gritaba por su padre".

Y aseguró haber escuchado entre cuatro y cinco disparos.

Loto iba en moto cuando delincuentes que se desplazaban en un Volkswagen Suran le cruzaron el auto y al resistirse al asalto lo balearon.



En las imágenes, en blanco y negro, puede verse como Coto era perseguido por los delincuentes, se baja de la moto e intenta escapar a la carrera cubriéndose con disparos, pero cae por el fuego realizado desde el Suran.

El oficial fue llevado en una ambulancia al Hospital Santamarina, de la vecina localidad Monte Grande, donde fue operado y murió a raíz de la herida de bala recibida, la cual le afectó el hígado, informaron a la Policía local los médicos de ese centro asistencial.

Los delincuentes escaparon sin llegar a cometer el robo y eran intensamente buscados por la Policía local.

En el momento del hecho, el oficial Loto portaba una pistola Glock y se encontraba vestido con ropas de civil, en situación de franco de servicio.

Con el crimen de Loto, suman doce los efectivos policiales en asesinados en hechos de inseguridad en el ámbito metropolitano de Buenos Aires en lo que va del año, a los que se agrega el asesinato de un gendarme en similar situación.

Siete de las doce efectivos pertenecía a la Policía de la Ciudad y el último de los hechos se registró en el barrio de porteño de Liniers en donde el 31 de octubre pasado, murieron dos efectivos que se enfrentaron a tiros con un asaltante que también hirió a un tercer uniformado y terminó abatido.


Cadena3

Publicar un comentario

 
Top