0
Foto Sólo Ilustrativa
 
Lo señalaron padres y estudiantes de una escuela de la localidad de Varas Cuchuna, en el departamento Salavina. El caso causó conmoción en la comunidad educativa.


La comunidad educativa de una escuela ubicada en la localidad de Varas Cuchuna, en el departamento santiagueño de Salavina se encuentra conmocionada.

Padres y estudiantes denunciaron que seis alumnas fueron poseídas en plena clase durante octubre.

El último episodio -según sus relatos- se registró el martes pasado en el marco de una exhibición de educación física.

Una adolescente cayó al suelo desvanecida, arqueando su cuerpo, apoyando sólo su nuca y talones en el piso, al tiempo que emitía sonidos guturales.

"Algo malo ocurre en el colegio, algo demoníaco", afirmaron miembros de la comunidad educativa al sitio El Nuevo Diario.

Aseguraron que el episodio "no tiene explicación de la medicina, con lo que abonaron aún más sus creencias supersticiosas sobre la magia negra y los 'trabajos' realizados por 'curanderos' y 'manosantas' de la zona".

En esa línea, denunciaron que la estudiante, de 18 años, no es la única que sufrió un episodio de estas características.

Una de las alumnas cayó de espaldas en el aula y arqueó su cuerpo, quedando inmóvil y pronunciando sonidos guturales e irreconocibles.

Detrás de ella, otras cinco compañeras —de entre 17 y 19 años— padecieron situaciones parecidas.

"Cuando ella sufrió ese ataque demoníaco, yo sentí que alguien se acercó, a quien no veía, me agarró del brazo, quedé como ciega y después perdí la conciencia", le contó una de las chicas a su madre.

Las alumnas se rasguñan los brazos y el pecho, "como si trataran de sacarse algo", afirmó uno de los testigos.

"Sólo sufren estas misteriosas situaciones en horario escolar y después que les pasa actúan normalmente, como si nada anormal hubiera sucedido", señaló un miembro de la comunidad escolar del departamento Salavina al matutino santiagueño.

El médico David Maldonado, que atendió a varias de las alumnas, contó a Cadena 3: “Comienzan con cuadros de cefalea, en algunos casos refieren náuseas y posteriormente se desmayan”.

“Lo más severo es con la primera chica, que los familiares refieren que cae de espalda y empieza a arquear su cuerpo y queda apoyada con la nuca y los talones, y realiza movimientos involuntarios de brazos, trata de rasguñarse la zona del antebrazo y el pecho”, describió.

El profesional indicó que las jovencitas se recuperan con normalidad del episodio y no recuerdan lo que pasa.

No obstante, los exámenes clínicos de las alumnas arrojan resultados normales.

Cadena3

Publicar un comentario

 
Top