0
Imagen: Captura de Video

MIRÁ EL VIDEO El Presidente concedió una entrevista al programa "Animales Sueltos". Habló de los jubilados, de la violencia y defendió a la ministra Bullrich: "Se rompe el alma."

El presidente Mauricio Macri sostuvo que la Argentina "estaba yendo a una crisis como la del 2001", pero destacó que en los dos años que van de su gestión el país "se fue alejando" de esa situación.

Por otro lado, consultado sobre las detenciones de ex funcionarios kirchneristas, dijo que lo percibe como algo "muy fuerte" y celebró que "se acabó la impunidad y eso es algo muy bueno", aunque remarcó que "las prisiones preventivas son una herramienta delicada que deben ser bien evaluadas".

En una entrevista al canal América, el jefe de Estado destacó la necesidad de que los argentinas "vayan internalizando que los gobernantes que gastan más de lo que recaudamos son malos gobernantes".

"Nos dejaron un déficit alto con los impuestos mas altos de la región, ¿entonces quien va a querer invertir acá?", se preguntó el mandatario, quien también criticó a la oposición al señalar: "Hay sectores que dicen que somos ajustadores seriales y otros que dicen que somos kirchnerismo con buenos modales".

Sobre los violentos que cometieron incidentes en la marcha en el Congreso del lunes pasado, indicó: "Más vale que queremos saber quienes fueron (los que cometieron los desmanes) porque ninguno fue ahí fue solito", e indicó que la Justicia se está ocupando del tema.

A su vez, Macri reivindicó el accionar de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich en su área: "Se rompe el alma, hay que tener coraje para enfrentar el narcotráfico como lo hace ella, lo está haciendo bien", mientras que por otro lado la desligó de los operativos realizados en el parlamento durante las protestas, al señalar que "en la Ciudad los que se ocupan de la seguridad son ellos, por eso la trasferimos".

Consultado sobre si hay sectores políticos que buscan su salida anticipada en un helicóptero como Fernando De la Rúa, sostuvo hay algunos que "tienen ese tipo de sueños" y de inmediato agregó: "Eso es algo que se va terminar, nosotros vamos a terminar el gobierno como corresponde y vamos a normalizar a la Argentina".

Sobre su eventual reelección, dijo que "si los argentinos lo consideran, puedo seguir cuatro años más pero ahora no es el momento de debatirlo".

Acerca del ritmo de endeudamiento, cuestionado por la oposición, Macri señaló: "Si hacemos una reducción del déficit, la deuda se va a estabilizar, por eso convoqué a todos al CCK para los acuerdos básicos".

Por último, Macri manifestó algo de malestar hacia algunos gobernadores que habían comprometido los votos de sus legisladores para la reforma previsional y que al final no votaron a favor de la medida en el Congreso.

"Hay gobernadores que cumplieron los compromisos firmados y a algunos les digo que si se firma un compromiso es para cumplirlo. Me molestan los que mienten o los que especulan y no cumplen la palabra", finalizó .

Diario Jornada

Publicar un comentario

 
Top