0

La causa quedó a cargo del juez federal Sergio Torres. Fuentes policiales informaron que las llamadas se realizaron a través de la central de emergencias 911.


La Casa Rosada y la Residencia Presidencial de Olivos fueron blanco de nuevas amenazas de bomba, causa que quedó en manos del juez federal Sergio Torres.

Pese a que en ambos lugares se registraba escaso movimiento con motivo de la previa de la Navidad, fuentes policiales confirmaron a NA que ambos edificios fueron amenazados a través de llamados anónimos realizados a la central de emergencias 911.

Sin embargo, ninguno de los dos lugares fue evacuado ante el llamado intimidatorio y sólo se pudo ver a efectivos de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal realizar rastrillajes con perros para, finalmente, descartar la existencia de artefactos explosivos.

El único movimiento que se produjo en la zona de la Casa Rosada fue el cierre total de la Plaza de Mayo ante la presencia de militantes de varias organizaciones que participaron de la presentación del Informe de la Situación Represiva Nacional que realizó la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) en la base de la Pirámide de Mayo.

Ante las amenazas se encontraba actuando el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal 12, Sergio Torres, debido a la posible comisión del delito de intimidación pública.

A lo largo del 2017 se registraron reiterados mensajes intimidatorias tanto contra el presidente Mauricio Macri y su familia como contra la Casa Rosada y la Quinta de Olivos, a través de llamados al 911 y en las redes sociales.

Incluso, varias personas fueron detenidas por las amenazas, lo cual fue destacado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: "Aquellos que cometan amenazas o intimidaciones no quedarán impunes: vamos a trabajar para que rindan cuentas ante la Justicia", subrayó meses atrás la funcionaria nacional.


Cadena3

Publicar un comentario

 
Top