0
Imagen: PildorasdeFe.net
La Iglesia, conserva debajo del altar mayor las reliquias de Santa Bibiana, su madre Dafrosa y su hermana Demetria


Martirologio romano: En Roma, santa Bibiana, mártir, a quien el papa san Simplicio dedicó una basílica en el Esquilino (s. inc.). Hija de San Flaviano Y de Santa Dafrosa, mártir, y hermana de Santa Demetria, también mártir. La Iglesia, conserva debajo del altar mayor las reliquias de Santa Bibiana, su madre Dafrosa y su hermana Demetria

Bibiana significa: Aquella que vive, proviene del Latín. Es la patrona contra la epilepsia, la locura, los dolores de cabeza y males nerviosos en general.

Resumen
Bibiana, era la hija de Don Flaviano, prefecto de Roma y Drafosa, nobles romanos, que padecieron el martirio en tiempos de Juliano el Apóstata. Por una orden injusta del emperador, le confiscaron todos sus bienes y la aprisionaron junto a Flavia, su hermana, ya que ninguna de las dos quiso renunciar a su fe cristiana y a su castidad que con tanto celo y vehemencia guardaban. El emperados intentó de todo para conseguir su objetivo de ellas, muchas torturas y castigos. Y no pudiendo vencer la fortaleza de Bibiana, el gobernador ordenó que le dieran azotes hasta morir. Era el año 363. Sobre su tumba el papa San Simplicio erigió la basílica de Santa Bibiana en el monte Esquilino

Biografía
El artista Bernini la representa con los instrumentos del martirio de aquella época que le dieron la Vida: la columna donde fue flagelada, los azotes, la corona del martirio y la sonrisa en su cara. Pero todo ello, con ser verdadero, es cosa común y aplicable a la mayor parte de los mártires cristianos en la Roma pagana, por lo que es decir mucho y, al mismo tiempo, nada acerca de un personaje concreto.

Según el relato de la pasión, Juliano el Apóstata (361-363) llegó a hacer durante su reinado hasta siete mil mártires. Envuelto a la religión pagana empezó a perseguir con saña a todos los cristianos. Entre otros a Flaviano, prefecto de la ciudad, que con su mujer Dafrosa y sus hijas Demetria y Bibiana enterraban por la noche los cuerpos de los mártires. Por esta causa y por haber revelado el enterramiento clandestino en su propia casa de dos mártires, San Juan y San Pablo.

Juliano confiscó a Flaviano todos sus bienes y le desterró, muriendo fuera de Roma. Dafrosa muere también después de varios incidentes, siendo enterrada por el presbítero Juan en su propia casa que se encontraba cerca de la de San Juan y San Pablo.

Sus dos hijas fueron llevadas a la presencia de Juliano. Demetria muere de miedo, y es enterrada junto a su madre por Bibiana, a la cual el emperador confia a una mujer perversa, llamada Rufina, para que la corrompa. Con halagos o con malos tratos pretende hacerla apostatar y que contraiga matrimonio; pero viendo lo inútil de sus esfuerzos, da cuenta de ello a Juliano, quien la condena al suplicio de los azotes, hasta que exhala el último suspiro. Su cuerpo quedó abandonado en el forum Tauri o mercado del Toro, sin que permitiera Dios que sufriera agravio en los dos días que pasaron hasta que el presbítero Juan consiguió enterrarla de noche junto a su madre y hermana.

Una mujer llamada Olimpina edifica una iglesia para honrar la memoria de las tres mártires. Olimpina, que da nombre a la basílica, vive allí hasta los tiempos del papa Siricio (384-399).

Oración

Señor Jesús, Tú que eres el que nos dispensas todos los bienes, hiciste reunir en tu delicada sierva Bibiana la belleza de la virginidad envuelta en la corona gloriosa del martirio, dignate, por su intercesión, purificar nuestros corazones y unirlos al tuyo con lazos de amor fraterno, a fin de que, libres de todo peligro, obtengamos las recompensas que nos tienes preparadas en el Cielo para todos los que te aman.

-
PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos
Con información de Mercaba.org

Publicar un comentario

 
Top