GuidePedia

0
Foto: PildorasdeFe.net
Emperatriz que repartió su oro entre los pobres, levantó iglesias, castigó su carne y sembró a su paso la alegría y el consuelo

Hoy también se festeja a:


Resumen: Santa Adelaida, emperatriz, que mostró una sobria alegría con sus familiares, decorosa actitud con los extraños, incansable piedad hacia los pobres, gran generosidad en honrar las iglesias de Dios. Habiendo enviudado en 973, fue maltratada por su hijastro, el Emperador Otto II y su esposa Teófono que la encerraron en un castillo del que se fugó. Se retiró al convento de Celta, y aunque nunca se convirtió en monja, pasó allí el resto de sus días en oración. Tenida por santa, muere en Salces, en la Alsacia, en el 999

Biografia

Hija del rey Rodolfo II de Borgoña, el cual murió cuando ella tenía 6 años. Fue prometida a la edad de dos años en matrimonio como parte de un tratado entre Rodolfo y Hugo de Provincia. Casada a los 16 años con Lotario, quien después fue rey de Italia. Su hija Emma fue reina de Francia.

Su esposo murió joven, posiblemente envenenado. Adela quedo viuda a los 19 años en el año 950. Su hija Emma era todavía pequeña. El usurpador Berengario quiso casarla con su hijo para consolidar su poder. Cuando Adela se negó, la encerró en una prisión y le quitó todos sus poderes y títulos.

Su capellán, el Padre Martín, se quedaba admirado porque Adela no se quejaba y trataba a los carceleros con amabilidad. Aceptaba todo como venido de las manos de Dios y para su bien. Desposeída de sus vestidos de reina y joyas, le dieron harapos para vestir. En su prisión pasó varios meses dedicada a la oración. Los carceleros exclamaban: "Cuánto heroísmo tiene esta reina. ¡No grita, no se desespera, no insulta. Sólo reza y sonríe en medio de sus lágrimas!".

Rescatada por el rey alemán Oton el Grande quien derroto a Berengarius. Otón se enamoró de Adela y se casaron en 951. Al año siguiente Oton fue coronado emperador en Roma por el Papa Juan XII. Ella, como emperatriz, se dedico a socorrer a los pobres, a edificar templos y a ayudar a misioneros, religiosos y predicadores. Enviudo en 973 y fue maltratada por su hijastro, el emperor Oton II influenciado por su esposa Teofana, procedente de Constantinopla, quien era muy dominante. Adela pidió ayuda de San Mayolo, abad de Cluny, el cual habló de tal manera a Otón que lo convenció que nadie mejor lo podía aconsejar y acompañar que su santa madre. El emperador llamó otra vez a Adela, le pidió perdón y la recibió de nuevo en el palacio imperial.

AL morir Oton II en 983 durante una guerra, siendo Oton III muy pequeño, Teofana tomo autoridad como regente y trato duramente a Adela. Ella decía: "Solo en la religión puedo encontrar consuelo para tantas pérdidas y desventuras". En medio de sus penas encontraba fuerzas y paz en la oración. A quienes le trataban mal les correspondía tratándoles con bondad y mansedumbre. Teofana murió enferma en 991 y Adela volvió a la corte como regente. Uso su poder para evangelizar y ayudar a los pobres. Construyo y restauro monasterios e iglesias.

Fue para sus súbditos una madre bondadosa. No guardaba resentimientos con nadie. Gobernó Alemania con bondad y compresión, ganándose el cariño de las gentes.

Fundó varios monasterios de religiosos y se preocupó por la evangelización de los que todavía no conocían la religión católica. Se esforzaba mucho por reconciliar a los que estaban peleados.

Santa Adelaida tuvo grandes directores espirituales. Entre ellos varios santos: San Adalberto, San Mayolo y San Odilón. Este ultimo escribió: "La vida de esta reina es una maravilla de gracia y de bondad".

Su muerte

Al tomar Oton III el reino, Adela se retiro al convento de Selta cerca de Colonia. Aunque nunca entro en la vida religiosa, paso el resto de sus días en oración. Murió el 16 de diciembre del año 999. Aunque las ingratitudes y persecuciones le hicieron sufrir mucho durante toda su vida, al morir se había ganado la estima y el amor de toda su nación.

Fue canonizada en 1097 por el Papa Urbano II y declarada como patrona de las victimas de abuso, novias, emperatrices, exilados, prisioneros, segundas nupcias, viudas...

Su gran misión en este mundo fue la de amar y admirar a su marido, educar a sus hijos, repartir su oro entre los pobres, levantar iglesias, castigar su carne y sembrar a su paso la alegría y el consuelo. Y los pueblos que llamaron a su marido Otón el Grande, le dieron a ella el título más hermoso de Adelaida la Santa.

-
PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos

Publicar un comentario


 
Top