GuidePedia


El Girasolero hizo su debut histórico de local en un torneo nacional.

Deportivo Winifreda (1) y Huracán de Carlos Tejedor (1) igualaron 1-1 por la segunda fecha de la Zona 1 del Torneo Federal C. Abrió la cuenta Ignacio Erramouspe para la visita pero Maximiliano Alles de penal estableció el empate final.

En una noche doblemente histórica para el Girasolero, porque debutó como local y estrenó oficialmente la iluminación del estadio, los dirigidos por Cristian Savarese lograron un buen punto ante el tetracampeón de la Liga del Oeste.

El partido comenzó con dos acciones de peligro, una en cada arco. Antes de los 30 segundos de juego, en el primer ataque desbordó Ariznabarreta por izquierda, lanzó un centro y después de varios rebotes en el área Gustavo Fridirich alcanzó a rechazar.

En la contra corrió solo Altamiranda por derecha, definió con sutileza y la pelota pasó a centímetros del palo.

A partir de allí los dos equipos intentaron hacer su juego. Winifreda con un 4-2-3-1, buscando desbordar con Rach por izquierda y Altamiranda por derecha. Mientras que Huracán tuvo más variantes porque Ariznabarreta ganó siempre por izquierda y Montes -parado de centrodelantero como pivote- ganó de cabeza o utilizó a Tondo -de buen pie- para crear juego asociado.

Winifreda estuvo cerca de abrir la cuenta con un centro pasado de Altamiranda que estuvo cerca de caer detrás de Mazzetti. Sin embargo, las más claras de la primera parte fueron para la visita.

Primero a los 16, con un remate de Tondo que obligó a una buena reacción de Wiggenhauser, y luego a los 32, cuando Montes peinó de cabeza tras un lateral y la pelota cayó al punto penal, donde apareció solo Gastón Reggis, que fusiló al arquero local pero la pelota se fue apenas arriba.

Goles e intentos

En el complemento Winifreda salió a buscar la apertura del marcador. Merodeó con centros al área del equipo de Tejedor.

Sin embargo el primer grito de la noche llegó a los 13 con un cabezazo del defensor Ignacio Erramouspe que estableció el 1-0 para Huracán.

Pero cuando parecía que la visita tomaba definitivamente el control del partido, el juez piquense Marcos Díaz marcó un penal sobre Pieraligi a los 32 que Maximiliano Alles cambió por gol para dejar las cosas 1-1.

De allí hasta el final el local intentó acercarse a la valla de Mazzetti, aunque tampoco descuidó su última línea porque Huracán es un equipo con jugadores experimentados y veloces desde el medio campo hasta el ataque.

El pitazo final de Marcos Díaz sirvió para repartir una unidad por bando que, teniendo en cuenta que ambos perdieron en el debut, los aleja de los puestos de vanguardia.

El Diario LP
 
Top