GuidePedia

0
Imagen:PildorasdeFe.net
San Rodrigo fue un sacerdote que intentó arreglar una disputa de hermanos. Uno lo engaña y lo acusa de apostasía musulmana para luego ser decapitado



Martirologio romano: En Córdova, Andalucía (España), la pasión de los santos Rodrigo y Salomón, sacerdotes y mártires: el primero, después de haberse negado a creer que Mahoma era el verdadero profeta enviado por el Todopoderoso, fue encarcelado, y allí en prisión conoció a Salomón, un converso cristiano que, anteriormente, pertenecía a la religión mahometana, y que luego juntos, completaron gloriosamente su prueba con la decapitación.

Resumen: Rodrigo fue un sacerdote en Córdoba, en Andalucía, un territorio que estaba en aquel tiempo bajo la dominación árabe. Uno de sus hermanos había sido cristiano, pero otro, se había convertido en musulmán. Rodrigo no muere a manos de los musulmanes por la persecución, fue víctima, de hecho, de una pelea interna de familia. Rodrigo, movido por su fe cristiana y el Amor de Jesús, trató de hacer la paz entre sus dos hermanos, pero no tuvo éxito. Un día, su hermano cristiano, tuvo una fuerte discusión con el hermano musulmán y se fueron a la riña, Rodrigo, en un intento por separarlos, es golpeado, quedando inconsciente. Entonces, el hermano musulmán, aprovechándose de la situación de su Rodrigo, le quita su embestidura de sacerdote, se lo lleva, en una camilla por el pueblo, y le comienza a decir a la gente que Rodrigo enfermó gravemente y que se había convertido en musulmán. Rodrigo, sin embargo, luego de recuperarse, logró escaparse de su hermano y se vistió nuevamente como un sacerdote. El hermano, fue a donde un Juez musulmán, donde acusó a Rodrigo de apostasía contra la fe de Mahoma, y entonces fue sentenciado a morir decapitado.

Biografía:

Rodrigo fue un sacerdote de Córdoba, en Andalucía, una región que había sido parte del reino de los visigodos en España. Era una situación bastante común en ese territorio, estaba bajo el dominio árabe: uno de sus hermanos había sido cristiano y otro se había convertido en musulmán. Rodrigo, morirá en manos de los árabes, por lo que es representado con sus vestiduras de sacerdote y con la palma de olivo los mártires.

El caso fue que Rodrigo no muere por actos de persecución; ya que en aquel entonces, en esa región, los musulmanes, cristianos y judíos, coexisten pacíficamente.

Rodrigo fue víctima de peleas familiares. Continuamente Rodrigo reprendía a su hermano musulmán de insistir en su terquedad de obligar a su otro hermano cristiano a convertirse a la fe de Mahoma. Rodrigo intenta hacer la paz entre los dos, pero sin éxito

Un día, de hecho, Rodrigo ve a sus dos hermanos golpeándose salvajemente y entonces trata de separarlos, pero en medio de la ceguera por la ira, los dos hermanos se pusieron a pegarle, y bajo sus duros golpes cae inconsciente. Luego de esto, el hermano musulmán se aprovecha del estado de Rodrigo, le quita sus vestiduras de Sacerdote y se lo lleva en una camilla por el pueblo, y la gente al verlo preguntaban qué había sucedido y su hermano musulmán, con una mentirosa explicación decía a todos que Rodrigo está gravemente enfermo y, sintiéndose cerca de la muerte, se convirtió en musulmán. El rumor se propaga, pero Rodrigo, a quien su hermano musulmán mantenía oculto en una zona circundante, logra escaparse y una vez sanado, regresa a Córdoba vestido como sacerdote, pero su hermano musulmán lo lleva arrastrando a donde un juez musulmán y lo acusó de apostasía:

"Este se había convertido en un seguidor del Islam, y está de vuelta cristiana traicionó nuestra fe."

Para este tipo de delito solo existía la muerte, mientras que los que no se persiguen pueden seguir siendo cristianos. El juez trata de ayudar a Rodrigo para salvarlo, sugiriéndole que firmara una declaración de lealtad al Islam, que lo liberaría de inmediato, y sin compromisos de practicar la fe coránica. Pero Rodrigo no acepta: “Cristiano, por el resto de mi vida”. En ese momento, es condenado a muerte por el juez, ante la vehemente insistencia del otro hermano musulmán.

Su muerte

Rodrigo, es entonces encarcelado con otro cristiano llamado Salomón, que fue condenado a muerte por la misma razón, y que luego juntos, completaron gloriosamente su prueba con la decapitación

Sus cuerpos fueron lanzados al río Guadalquivir, pero fueron recuperados luego por los cristianos, que entierran Rodrigo en la basílica de San Genesio, en Córdoba, y a Salomón le dan cristiana sepultura cerca de las tumbas de los Santos Cosme y Damián. La Santidad de esos mártires es proclamada inmediatamente, a través de un espontáneo culto popular.

La Fiesta de san Rodrigo y san Salomón se celebra el 13 de marzo, desde el año 1581

-
PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos

Publicar un comentario


 
Top