GuidePedia

El billete norteamericano perdió terreno respecto de los casi 9 pesos que llegó a tocar en el transcurso de la semana pasada. El oficial avanzó medio centavo y cerró a 5,125 pesos.



En un mercado con pocas operaciones y otra vez marcado por la inestabilidad de precios, el dólar paralelo perdió 21 centavos y cotizó a 8,27 pesos, mientras que el oficial avanzó medio centavo y cerró a 5,125 pesos para la punta vendedora.


El billete norteamericano perdió terreno respecto de los casi 9 pesos que llegó a tocar en el transcurso de la semana pasada, en medio de una fuerte corriente de rumores y condicionada por la preocupación de los operadores e inversores.


Así, en una sola jornada y en el mercado "ilegal", el dólar perdió 2,5 por ciento con relación al peso, y la brecha con el "oficial" se redujo al 61,5 por ciento.


El dólar "contado con liquidación", usado para operaciones de fuga de capitales a través de la compra de acciones y bonos argentinos para venderlos en el exterior, baja a un promedio de 8,19 pesos.


La presión del Gobierno y las advertencias del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, formaron parte de los factores que permitieron descomprimir la tensión sobre el valor del billete "verde", que cerró en baja.


En una semana "corta" por los feriados de Semana Santa y del 2 de abril, toda la atención de inversores y operadores estuvo puesta en la reacción del billete norteamericano, ante el nerviosismo que vivió la plaza la semana pasada.


El viernes pasado, en medio de la tensión generada por la suba del billete "verde", muchos arbolitos y cueveros del microcentro optaron por restringir las ventas.


El dólar paralelo pegó la semana pasada un fuerte salto luego de que la AFIP decidiera elevar del 15 al 20 por ciento el recargo para el pago con tarjetas de créditos por gastos realizados en el exterior como así también de los paquetes turísticos.


A diferencia de la semana pasada, esta vez no se advirtió en la plaza la presencia de "grandes compradores" y el público minorista fue realmente muy bajo.


"El aumento estacional en la demanda de dinero, tanto en pesos como en dólares por las vacaciones de Pascuas y una AFIP que no convalida totalmente la necesidad de dólares físicos para turismo explican el aumento en el tramo minorista", indicó en su último informe la consultora Analytica, que dirigen Ricardo Delgado y Rodrigo Alvarez.


En casas de cambio y bancos del microcentro, el dólar operó con una ligera tónica alcista y se negoció a 5,070 pesos para la punta compradora y a 5,125 para la venta.


En el mercado mayorista avanzó a 5,115 pesos para la punta compradora y a 5,12 para la venta.


El euro operó a 6,54 pesos para la parte compradora y a 6,71 para la parte vendedora.


Cadena3

Espacio Publicitario






 
Top