GuidePedia

Imagen: PildorasdeFe.net
Llamado también el martillo de los herejes por defender la fe católica. Se dedicó a establecer seminarios para formar a buenos sacerdotes 


Martirologio Romano: San Pedro Canisio, sacerdote de la Compañía de Jesús y Doctor de la Iglesia que, enviado a Alemania, trabajó duro durante muchos años para defender y fortalecer la fe católica por su predicación y sus escritos, incluyendo el famoso Catecismo. En Friburgo en Suiza, finalmente tomó descanso de sus labores.

San Pedro Canisio es probablemente mejor conocido por su Catecismo escrito en 1555. Pero también fue un gran santo que destacó por una vida llena de virtud y de gracia.

Biografía

Pedro nació en Nijmegen, Holanda, donde su padre era burgomaestre. A los quince años se fue a la universidad en Colonia, y a los 19 recibió su título de maestría. Aquí el Padre Nicolás van Esch influyó en él para unirse a los católicos leales cuando el arzobispo católico, Hermann von Wied, se convirtió en un luterano

Su ingreso a la Compañía de Jesús (los Jesuitas)

En Colonia Pedro hizo los Ejercicios Espirituales bajo la tutela de Pedro Fabro, uno de los primeros compañeros de San Ignacio, y se unió a la Compañía de Jesús. Hizo el noviciado y enseñó en Colonia, e incluso antes de su ordenación, había editado las obras de San Cirilo de Alejandría y San León Magno. Él también ganó una reputación para el cuidado de los enfermos.

Después de muchos años de estudios y oración, fue ordenado sacerdote en 1546. Durante sus oraciones él tuvo una visión del Sagrado Corazón y desde ese momento ofreció toda su obra al Sagrado Corazón de Jesús.

Asistió a dos sesiones del Concilio de Trento, junto con el obispo de Augsburgo. Después, fue enviado a Messina, Sicilia, para enseñar Retórica en la primera escuela jesuita de esa localidad

Su misión el Alemania y Viena

El gran San Ignacio de Loyola pronto se dio cuenta de que Pedro era un apóstol muy obediente y con muchas ganas de evangelizar, así que lo envía a Roma en 1549. Allí hizo su profesión perpetua y luego fue enviado en misión a Alemania, donde trabajó muy duro durante 40 años.

Al principio, fue profesor de teología en la Universidad de Ingolstadt y pronto se convirtió en rector y vicerrector. Él también ganó una reputación como predicador. Hizo muchas grandes obras, oraciones y sacrificios durante ese tiempo. Su preocupación era salvar muchas ciudades de Alemania de las falsas enseñanzas de los protestantes. También trabajó fuertemente para traer de vuelta a la Iglesia Católica a los que habían aceptado las falsas enseñanzas.

El gran reformador

Por su gran labor, Pedro es enviado a hacer un trabajo similar en Viena, en donde contribuyó en gran medida a reforma la Iglesia. Los habitantes de Viena admiraban cómo él se preocupaba por los enfermos durante la peste. El rey quiso nombrarlo arzobispo y aunque Pedro estaba de acuerdo en administrar la diócesis durante un año, declinó este honor.

Fue mientras estaba en Viena, que escribió su famoso Catecismo (Summa Doctrinae Christianae), una exposición clara de la doctrina católica rivalizando con el llamado catecismo mayor de Lutero. En total, escribió dos catecismos y gustaron tanto que se imprimieron más de doscientas veces y fueron traducidos a doce idiomas durante la vida de Pedro

Fue nombrado luego como Provincial de Austria, Baviera y Bohemia en 1556, Pedro estableció colegios jesuitas para niños en seis ciudades de la región, incluyendo Praga, y se dedicó a establecer seminarios para formar a buenos sacerdotes. Durante este tiempo se esforzó como un diplomático consumado y escritor de cartas para edificar la Iglesia Católica. También escribió obras de teología y de historia y fue un predicador muy enérgico.

Su muerte

En 1580 fue enviado a Friburgo en Suiza para establecer una universidad católica. Esta, más tarde, se convirtió en una gran universidad teológica.

Cuando la gente le decía que él trabajaba muy duro, San Pedro Canisio respondía: "

"Si usted tiene mucho por hacer, con la ayuda de Dios, encontrará tiempo para hacerlo todo."

En 1591 sufrió un derrame cerebral, pero él continuó escribiendo con la ayuda de una secretaria hasta muy cerca de su muerte. Murió rodeado de su comunidad el 21 de diciembre 1597.

En sus escritos de San Pedro Canisio siempre destacó lo que los católicos y los luteranos tenían en común, más que aquello que los dividía.

Creador y Patrono de la Prensa Católica

Aunque la imprenta fue desarrollada en la década de 1400, los católicos no habían hecho mayor uso de ella sino hasta la aparición de Pedro Canisio. Los protestantes estaban muy ocupados desarrollando sus propios catecismos en la lengua vernácula y Pedro respondió con haciendo uno propio, marcando así el comienzo de la prensa católica. Su catecismo fue tan popular que fue impreso en al menos doce idiomas en la vida de Pedro, y, finalmente, llego a producir cientos de ediciones en 26 idiomas.

Pedro escribió catecismos, un breviario, y algunas obras de María. Incluso después de haber sufrido un derrame cerebral antes de su muerte que le impedía escribir, él dictaba sus enseñanzas a su fiel secretaria, quien dio a conocer las palabras de san Pedro Canisio.

-
PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos
 
Top