GuidePedia

Imagen: PildorasdeFe.net
Patrona de las enfermeras. Se le invoca contra enfermedades de los senos, partos difíciles, problemas de lactancia y de la mujer en general 


Hoy también se festeja a:

Martirologio Romano: Memoria de santa Águeda, virgen y mártir, que en Catania, ciudad de Sicilia, siendo aún joven, en medio de la persecución mantuvo su cuerpo incontaminado y su fe íntegra en el martirio, dando testimonio en favor de Cristo Señor (+251 dC). Sufrió el martirio en Catania (Sicilia), probablemente en la persecución de Decio. Ya desde la antigüedad se propagó su culto por toda la Iglesia y se introdujo su nombre en el Canon romano.

Biografía
Santa Águeda de Catania fue una virgen y mártir, una joven cristiana y enamorada fervientemente del Señor y cuya belleza cautivaba a todos los hombres.

En tiempos de persecuciones contra los cristianos, decretadas por el emperador Decio, el procónsul de Sicilia, llamado Quintianus, pretendía enamorar a la bella joven Águeda, pero la Santa ya había ofrecido su virginidad a Jesucristo. Como el proconsul no pudo disuadiarla y hacerla renegar de su fe, en venganza, la envía a una casa de mujeres de la mala vida, donde la mujer que administraba esa casa, llamada Afrodisia, tampoco pudo lograr que Agueda dejara atrás toda su entrega y pureza que había consagrado al Señor. Nada ni nadie logra hacerla quebrantar su juramento sagrado de virginidad y de pureza.

Al enterarse de todo esto, el procónsul, se enfurece aún más, asú que ordena que le apliquen cuantas torturas existían para la época. Luego de esto, ordenó que le cortaran los senos. La respuesta de Agueda no era para menos lo que podía decir una Santa de Dios:

"Cruel tirano ¿no te da vergüenza torturar en una mujer, el mismo seno con el que de niño te alimentaste?"

Cuenta la tradición que al siguiente día de la tortura, a Agueda se le apareció San Pedro y este le curó sus heridas. Al otro día siguió siendo torturada y al ya no poder doblegar la voluntad de la Santa, fue arrojada sobre brasas ardientes al rojo vivo y revolcada en la ciudad de Catania, Sicilia (Italia).

Dicen que mientras su cuerpo virgen se quemaba, ella repetía exclamando con asombrosa valentía:

"Oh Señor, Creador mío: gracias porque desde la cuna me has protegido siempre. Gracias porque me has apartado del amor a lo mundano y de lo que es malo y dañino. Gracias por la paciencia que me has concedido para sufrir. Recibe ahora en tus brazos mi alma"

Agueda, lanzó un gran grito de alegría al expirar, dando gracias a Dios. Se cuenta que en ese mismo instante un terremoto sacude Catania

Cuenta la tradición, que el volcán Etna hizo erupción un año después de la muerte de la Santa en el 252 y los pobladores de Catania pidieron su intervención logrando detener la lava a las puertas de la ciudad. Desde entonces es patrona de Catania y de toda Sicilia y de los alrededores del volcán e invocada para prevenir los daños del fuego, rayos y volcanes. Se le invoca para la protección contra sismos.

Se le invoca contra el cáncer de mama, enfermedades de los senos, partos difíciles, problemas con la lactancia y de la mujer en general

Santa Agueda es la patrona de las enfermeras y fue meritoria de la palma del martirio con la que se suele representar. Su fiesta se celebra el 5 de febrero.

-
PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos
 
Top