GuidePedia

Imagen:PildorasdeFe.net
Por no defender ni aceptar la causa del arrianismo, el rey Teodorico lo hace arrestar y lo encierra hasta que muere como mártir del Señor.



Hoy también se festeja a:

Martirologio romano
San Juan I, papa y mártir, que fue enviado por el rey arriano Teodorico a Constantinopla para que llegara a un acuerdo con el emperador Justino. Fue el primero entre los Romanos Pontífices en la Iglesia en celebrar el sacrificio de la Pascua; Al regreso, fue vergonzosamente arrestado y enviado a la cárcel por el mismo Teodorico. Muere en Ravenna como mártir de Cristo el Señor.

Resumen
San Juan I, Abogó por el amor de Cristo y de la Iglesia, contra la persecución del rey arriano Teodorico, quien le había enviado a Constantinopla para convencer al emperador Justino I para que retirara el decreto de persecución contra los arrianos. Como el rey Teodorico no vio frutos del diálogo, encierra al Papa Juan I en prisión en Ravena, donde murió posiblemente de hambre. Su cuerpo fue trasladado a Roma en la basílica vaticana, donde fue honrado como mártir.
Biografía

Poco se sabe de la vida de Juan antes de que asumiera el cargo de Papa, excepto que nació en la Toscana y que su padre era Constancio. Fue elegido a la semana después de la muerte de su predecesor Ormuz.

En aquel tiempo, el emperador bizantino Justino, persiguió los herejes con mucho entusiasmo, y emitió un edicto contra el arrianismo en el año 523. El rey Teodorico, quien era un cristiano arriano, desconfiaba de la afinidad del emperador Justino con el Papado, y en el 525 presionó al Papa Juan I para que fuese a Constantinopla a convencer al emperador para retirar el decreto.

El Papa Juan I, efectivamente, fue a Constantinopla y se convirtió en el primer pontífice conocido que viajó a esa ciudad. Fue muy bien recibido; toda la población se arrojó a las calles de la ciudad a saludarlo, y el emperador se postró al encontrarse con él. Incluso, a Juan le dieron la corona.

Su arresto y martirio

En conversaciones con el emperador, Juan sabía que, como líder de la cristiandad occidental, no debía defender ni aceptar la herejía de ninguna manera, y mucho menos sugerir, como se lo había planteado el rey Teodorico, que los arrianos que se habían convertido a la ortodoxia regresaran al arrianismo. Lo único que realmente podía hacer el Papa Juan, fue abogar ante el emperador Justino para que tratara a los arrianos y a otros herejes no tan bruscamente.

Aunque el clero y el propio Juan consideraron su visita a Constantinopla como un gran éxito, el rey Teodorico vio las cosas de una manera diferente. El edicto contra el arrianismo no había sido retirado y poco habían cambiado las normas contra todos los seguidores del arrianismo. Enfurecido, Teodorico hace arrestar al Papa Juan y lo encarcelan en Rávena. Desgastado por su viaje y el largo encierro, Juan I murió en prisión poco después, probablemente murió de hambre.

Cuenta la tradición que el rey Teodorico sintió tan grande remordimiento por haber hecho morir a San Juan Primero en prisión, que lo vería hasta en los pescados que le servían en el almuerzo

Juan I es honrado como mártir. Su sucesor es Félix IV.

-
PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos

Espacio Publicitario




 
Top