GuidePedia

Foto: PildorasdeFe.net
La Virgen de Guadalupe quiso venir como madre de Cristo, a ser la evangelizadora de todos los pueblos de América


Patrona de México. Pío X la proclamó "Patrona de toda la América Latina"; Luego el Papa Pío XI, la proclamó "Patrona de todas las Américas"; Pío XII no se quedó atraás y la llamó "Emperatriz de las Américas"; y Juan XXIII mas tarde la coronó con el nombre de: "La misionera celeste del Nuevo Mundo" y "la Madre de las Américas"


PUBLICIDAD









Historia

El mensaje universal de compasión y amor dado por la Virgen Santa María en esta aparición, y su promesa de ayuda y protección para toda la humanidad, se encuentra relatado en el "Nican Mopohua", documento escrito en el siglo 16 en el lenguaje nativo, Nahuatl y que aún se todavía en uso en varias regiones de México

El Nican Mopohua es el relato de las Apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe al Beato Juan Diego, indígena azteca, ocurridas del 9 al 12 de diciembre de 1531. El título completo es: "Aquí se cuenta se ordena como hace poco milagrosamente se apareció la Perfecta Virgen Santa María, Madre de Dios, nuestra Reina; allá en el Tepeyac, de renombre Guadalupe"

Una Señora del Cielo se apareció a un pobre indio en un cerro al noroeste de la actual ciudad de México; se identificó como la siempre-virgen María, Madre del verdadero Dios por quien se vive: del Creador de todas las cosas: Señor del cielo y de la tierra.

Le manifestó que era su deseo que una iglesia le fuera construída en ese lugar, y le encargó que vaya a transmitirle su deseo al Obispo local. Cuando el Obispo dudó sobre la autenticidad del mensaje y le pidió una prueba, Ella, la Madre de Dios, obedeció prontamente al pedido del obispo y envió a su humilde mensajero a la cima del cerro a recoger, en medio del invierno, un ramo de rosas de Castilla para el Obispo.

Luego de que las flores le fueran entregadas al Obispo, dejó una imagen de sí misma impresa milagrosamente en su tilma, un tejido de cactus de poca calidad que se debió haber deteriorado en 20 años pero que no muestra señales de corrupción 480 años después y aún desafía toda explicación científica sobre su origen. Inclusive parece aún reflejar en sus ojos lo que tenía frente a ella en el año 1531

Hay razones para creer que en el cerro Tepeyac María vino en su cuerpo glorificado, siendo sus manos físicas las que acomodaron las rosas en la tilma de Juan Diego, lo que hace a esta aparición muy especial.


PUBLICIDAD



Un diálogo hermoso quedó para la historia

La Virgen María salió al encuentro de este humilde hombre llamado Juan Diego, quien se había ya desviado un poco de su misión porque quería atender a su tío enfermo, y allí en ese encuentro tuvo lugar ese encantador diálogo, que nos ha transmitido con toda su frescura el Nican Mopohua:

- "¿Qué hay, hijo mío el más pequeño? ¿A dónde te diriges?", dijo la Virgen a Juan Diego.

- "Niña mía, la más pequeña de mis hijas, Señora, ojalá estés contenta. ¿Cómo has amanecido? ¿Estás bien de salud, oh mi Señora y Niña mía?”, respondió Juan Diego, todo confuso y temeroso.

Y así, Juan Diego explicó humildemente por qué se había apartado de la misión recibida. Después de oír la plática de Juan Diego, respondió la bondadosa Virgen:

- "Oye y ten bien entendido, hijo mío el más pequeño, que es nada lo que te asusta y aflige; no se turbe tu corazón; no temas esa enfermedad ni otra alguna enfermedad o angustia. ¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre? ¿Acaso no estás bajo mi sombra y amparo? ¿No soy tu salud? ¿No estás por ventura en mi regazo y entre mis brazos? ¿Qué más has de menester?".

Es bien conocido el desenlace de la historia: el prodigio de las rosas florecidas en la cumbre del cerro, que fueron depositadas en la tilma de Juan Diego por la Virgen, y llevadas a fray Juan de Zumárraga, como prueba de las apariciones; y como, al desplegar Juan Diego su tosca prenda, apareció la maravillosa imagen, no pintada por mano de hombre, que todavía hoy se conserva y venera.

El tío de Juan Diego sanó y vio a la Santísima Virgen, que le pidió fuera también él a ver al obispo para revelar lo que vio y de qué manera milagrosa le había Ella sanado; y como bien había de nombrarse su bendita imagen, la siempre Virgen Santa María de Guadalupe.


PUBLICIDAD



Una obra de santidad

Una increíble lista de milagros, curas e intervenciones se le atribuyen. Es estimado que cada año entre 18 y 20 millones visitan su Basílica, haciendo de su casa en la ciudad de Mexico el Santuario Mariano mas popular, al igual que el santuario cristiano mas visitado del mundo.

En total 25 Papas han honrado en alguna forma oficial a Nuestra Señora de Guadalupe. Su Santidad Juan Pablo II visitó su Basílica en cuatro oportunidades: en su primer viaje al extranjero como Papa en 1979 y nuevamente en 1990, 1999 y 2002.

La Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe es celebrada el 12 de Diciembre. En 1999, su santidad Juan Pablo II, en su homilía durante la Misa Solemne en la Basílica de Guadalupe durante su tercer visita al santuario, declaró la fecha del 12 de Diciembre con el rango litúrgico de Fiesta para todo el continente de las Américas.

Durante la misma visita el Papa Juan Pablo II confió la causa de la vida a su protección, y encomendó a su cuidado maternal las vidas inocentes de los niños, especialmente aquellos que se encuentran en peligro de no nacer

¿Y por qué se apareció la Virgen?

Cuando se descubrieron las tierras de América, la Virgen de Guadalupe quiso venir como madre de Cristo, a ser la evangelizadora de todos los pueblos que aquí vivían y que no conocían aún a nuestro Salvador. Con su aparición, sembró y aumentó la fe cristiana.

Gracias a su aparición y a su mensaje, miles de estos habitantes se convirtieron a la religión del verdadero Dios y dejaron sus ídolos patra seguir a Jesucristo y entrar así a la gran misericordia del Padre bueno. Por ello, la Virgen de Guadalupe fue declarada Reina de México y Emperatriz y evangelizadora de toda América.


PUBLICIDAD



Estudios sobre la Tilma en la que reposa la imagen de la Virgen

El ayate o tilma mexicana, tal como la que usó Juan Diego, es una cubierta exterior, como una capa o poncho. Se usa principalmente como protección contra la humedad y el frío de las mañanas y las noches.

La tilma se elabora a partir de la planta de maguey que crece en las regiones semidesérticas del suroeste de los Estados Unidos y en México. Las hojas (pencas) de la planta de maguey son muy pulposas y fibrosas. Los indios secan las hojas para extraer las fibras que luego tejen produciendo una tela de material grueso, buena para hacer tilmas y otra ropa áspera.

La ropa hecha de la planta de maguey no dura más de 20 años y éste es otro aspecto milagroso y sobrenatural de la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe en la tilma de Juan Diego, ya que han transcurrido más de 470 años y la tilma no se ha deshilachado ni muestra señal alguna de desgaste por el envejecimiento.

Oración

Virgen de Guadalupe, Madre de América. Tiende tu protección sobre todas las naciones del Continente y renueva su fidelidad a Cristo y a la Iglesia. Suscita propósitos de equidad y rectitud en sus gobernantes. Protege a los hermanos de Juan Diego para que no sufran discriminación. Cuida a los niños. Guarda la unidad de las familias... Que desde esta tu Imagen manifiestes siempre tu clemencia, tu compasión y tu amparo. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén

-

PildorasdeFe.net | Solemnidades y Fiestas

Espacio Publicitario






 
Top