GuidePedia

Imagen: PildorasdeFe.net

Convertida en discípula de Jesús, le siguió hasta la cruz y mereció ser la primera que vio al Señor resucitado en la mañana de Pascua. Fiesta: 22 de Julio

Martirologio Romano: Memoria de santa María Magdalena, quien, siendo liberada por el Señor de siete demonios y convertida en su discípula, le siguió hasta el monte Calvario y mereció ser la primera que vio al Señor resucitado en la mañana de Pascua y la que se lo comunicó a los demás discípulos

María Magdalena fue uno de las muchas mujeres que ayudaron, dentro de sus posibilidades, a Jesús y sus Doce apóstoles. Ella fue una de las piadosas mujeres que se encontraban junto a la Virgen María durante la crucifixión de Jesús. De todos los discípulos que pudieron haber sido elegidos como testigos de la majestuosa obra de Resurrección del Señor, fe a ella, la persona a quien se le dio ese privilegio. Ella es conocida como el "Apóstol de los Apóstoles".

María significa: la preferida de Dios



PUBLICIDAD







Biografía


Según se conoce, María era natural de Magdala en Galilea; de ahí su sobrenombre de Magdalena. Magdala era una ciudad ubicada a la orilla del Mar de Galilea, o Lago de Tiberiades.

Ella llegó a convertirse en uno de los discípulos de Cristo. También ha sido identificada con varias Marías en el Evangelio:
María, la hermana de Marta y Lázaro.
María, la pecadora que lavó los pies de Jesús con sus lágrimas
María, una mujer que cuidó de Jesús y sus apóstoles en su viaje.

Los historiadores aseguran que ella era una mujer muy hermosa y que también era conocida como una gran pecadora antes de conocer a Jesús. Pero después de conocer a Jesús, sintió un gran dolor por su mala vida y se decidió a vivir una buena vida.

PUBLICIDAD






¿Cómo fue su encuentro con el Señor?


El episodio de este maravilloso encuentro nos lo narra el Evangelista San Lucas en su capítulo 7 (36-50): Jesús había sido invitado a cenar en la casa de un hombre rico llamado Simón, Entonces una mujer pecadora que vivía en la ciudad, al enterarse de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de perfume. Y colocándose detrás de él, se puso a llorar a sus pies y comenzó a bañarlos con sus lágrimas; los secaba con sus cabellos, los cubría de besos y los ungía con perfume

Muchas personas se sorprendieron de que Jesús había permitido que una mujer pecadora osara tocarlo, pero Nuestro Señor pudo ver la tristeza y el dolor en el corazón de María, y le dijo: "...Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le han sido perdonados porque ha demostrado mucho amor... Tus pecados te son perdonados... Tu fe te ha salvado, vete en paz"

A partir de ese momento, con las otras santas mujeres, María humildemente sirvió a Jesús y sus apóstoles en la mayoría de sus momentos de predicación de la buena nueva.

Los Apóstoles Mateo, Marcos y Juan, han dejado constancia de que María Magdalena estuvo presente en la crucifixión de Jesús y que ella estaba entre las mujeres que visitaron la tumba en la mañana de Pascua y se encontró con dos ángeles en la entrada del sepulcro. Lucas menciona su presencia única en la llegada de la Pascua. Según Juan, María fue especialmente privilegiada por ver y hablar con el Señor resucitado en la mañana de Pascua. Ella pensó que era el jardinero, pues no reconocía de algún modo a Jesús, hasta que el Señor la llamó por su nombre.

María Magdalena estuvo muy cerca de Jesús en su hora más oscura y a su vez en su hora más gloriosa. Cuando Nuestro Señor fue crucificado, ella estaba allí, al pie de su cruz. Ella se quedó con la Santísima Virgen y San Juan, sin miedo por sí misma. Todo lo que podía pensar era que Jesús estaba sufriendo. Con razón Jesús dijo de ella: "Ella ha amado mucho."

Por otra parte, ella le llevó gran ventaja a los demás discípulos de Jesús, debido a que ella fue la que trajo el anuncio de la resurrección gloriosa de Jesús a los apóstoles, y la aparición de los ángeles sobre el sepulcro. Ella les dijo a los discípulos: "He visto al Señor, y me ha dicho estas palabras" (Jn. 27,11)

Por este motivo, María Magdalena es llamada "el Apóstol de los Apóstoles".

Durante siglos, Santa María Magdalena ha sido considerada un modelo de completa generosidad y de dolor sincero por el pecado, símbolo del arrepentimiento, fidelidad y valentía en el anuncio del Señor.

Oración: Santa María Magdalena, mujer de muchos pecados, que por tu conversión llegaste a ser una de las discípulas amadas de Jesús, gracias por su el testimonio que nos has dejado de que Jesús perdona a través del milagro del amor. Tú, que ya posees la felicidad eterna en su gloriosa presencia, por favor intercede por mí, para que abandonando mis innumerables pecados, pueda algún día puede compartir contigo el mismo gozo eterno. Amén

-
PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos

Espacio Publicitario






 
Top