0
Foto: Cadena3
MIRÁ LOS VIDEOS Los lesionados son cinco estadounidenses, dos franceses y tres españoles. Cientos acuden a estas fiestas en honor al patrón de la región en Pamplona. Arriesgan su vida corriendo delante de 12 toros. El primer encierro habia dejado el saldo de 3 heridos

Diez corredores, entre ellos cinco estadounidenses, dos franceses y tres españoles, resultaron heridos el sábado en el segundo encierro de las populares fiestas de San Fermín en Pamplona, en el norte de España, según el gobierno regional.

Los diez individuos, todos hombres, fueron conducidos a las urgencias tras el encierro.

Una multitud de españoles y extranjeros acude cada año a estas fiestas en honor al patrón de la región que se remontan a la Edad Media.

Cada mañana, a las 8:00 locales, centenares de ellos participan en el encierro, poniendo su vida en peligro corriendo justo delante de seis toros de lidia guiados por seis cabestros.

Entre los heridos de este sábado, dos estadounidenses fueron corneados. Los demás sufrieron diversos traumatismos, debido a caídas en la calzada mojada por la lluvia.

La transmisión del encierro por televisión mostró a un hombre empitonado por un toro, luego arrastrado varios metros y pisoteado por varios corredores en una de las curvas del recorrido de más de 800 metros.

Este encierro duró más de lo habitual, cuatro minutos, ya que uno de los toros dio media vuelta.

Tres heridos en el primer encierro

La víspera, un español y dos estadounidenses resultaron heridos por cornadas en el primer encierro de las fiestas.

La Tradición

El encierro es una carrera gratuita de 875 metros (desde la cuesta de Santo Domingo hasta la plaza de toros) delante de seis toros salvajes y seis cabestros que guían a la manada por el recorrido hasta la plaza de toros.

Se celebra en Pamplona cada día durante las fiestas de Sanfermin, del 7 al 14 de julio, a las 8 de la mañana. Su duración, si no pasa nada extraño, suele estar entre 2 y 3 minutos

Participar es gratis y cualquier persona de más de 18 años puede correr, pero hay una serie de normas y prohibiciones que se deben respetar si no se quiere tener problemas con la autoridad, que a esas horas no se anda con bromas: por ejemplo, en el recorrido está teóricamente prohibido estar "en estado de embriaguez o bajo efectos de drogas", "incitar a las reses o llamar su atención de cualquier forma" o "correr hacia ellas o detrás de ellas"..


Quince personas han fallecido desde 1911 en estas fiestas, la última en 2009. El año pasado 87 participantes resultaron heridos, entre ellos 12 por cornadas.

¿Qué son los cabestros?

Los cabestros son toros, generalmente de una raza utilizada para producción de carne, que se castra a los dos años para facilitar su doma

Estos son educados para que, en la zona rural, ayuden al hombre a conducir a las reses bravas.

En un encierro, por otra parte, el cabestro se utiliza para la apertura y el cierre de la manada, señalando el camino a seguir a los demás animales.

¿Cuál es el origen del encierro?

En fecha indeterminada los carniceros, gremio encargado de conseguir el ganado, empezaron a acompañar a los pastores en el trabajo de guiar a los toros y cabestros hasta la plaza.

Con el tiempo se popularizó el entretenimiento y se empezó a correr delante de los animales y no detrás como hasta entonces.

A partir del siglo XII, la ceremonia empezó a coincidir con las ferias de ganado y con los festejos taurinos. Entonces comenzaron los encierros.

Estas celebraciones, que tienen lugar cada año del 7 al 14 de julio, también están marcadas por las procesiones religiosas, las comparsas de gigantes, los fuegos artificiales y los conciertos, así como la fiesta hasta altas horas de la madrugada.

El Encierro paso a paso

Al final de la noche se empiezan a cerrar las calles laterales del recorrido con un vallado doble. Se limpian, ya que quedan bastante mugrientas después de la juerga de la noche, y la policía desaloja al personal porque nadie puede quedar entre las dos vallas, salvo personal sanitario y medios de comunicación acreditados.

Una vez colocada la última tranca, toda la calle queda convertida en un pasillo sin salida y la única manera de acceder al recorrido es a través de la puerta de la plaza consistorial, entre las 6.30 a.m. y las 7.30 a.m. Todos los espectadores del encierro tienen que permanecer por detrás del segundo vallado de seguridad.

Preparativos

Poco antes del comienzo del encierro los corredores que van a correr en el primer tramo, el de la cuesta de Santo Domingo, se encomiendan a la imagen de San Fermín, el patrón de las fiestas, con un cántico en honor al santo que dice “A San Fermín pedimos, por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro dándonos su bendición”. Luego se lanza el cohete que anuncia el comienzo.

Cohetes

Atento a los cohetes que sonarán, es la forma en la que los organizadores se comunican con los corredores y el público.

El primero indica que el encierro comienza y espolea a la manada para que salga del corral; el segundo señala que todos los toros han abandonado el corral y se encuentran en el recorrido; el tercero nos avisa de que los toros ya están en la plaza, con lo que no hay toros ya en las calles; y el cuarto anuncia que ya no hay ningún peligro porque están en los corrales de la propia plaza.

Éste aviso permite reabrir las calles y avisar al dispositivo de seguridad de que la ciudad puede seguir con la fiesta.

¿Cómo se corre en el encierro?

En el Portal sanfermin.com, se brinfan algunos consejos para los que estén decididios a participar de esta experiencia:
  • Informarse sobre todos los aspectos de la carrera y sobre cómo correr bien.
  • Elegir un tramo del recorrido (ya que por muy bien que uno esté físicamente, es imposible completar todo el recorrido por la distancia, por la presencia de otros corredores y por la velocidad de los toros)  y dejarse aconsejar por otros corredores más experimentados.
  • La cosa consiste en empezar a correr, primero despacio, después a toda velocidad, antes de que lleguen los toros, aguantar delante de ellos (más o menos cerca según tus ganas de jugarte la piel) y apartarte limpiamente de su trayectoria, procurando sobre todo no cruzarte ni poner en peligro a otros corredores (contra la pared o saltando a una valla si la hay).

Los Riesgos

Hay una media de 2.000 personas participando en cada encierro, los toros pueden cornear o pisotear, y es habitual que cada día haya varios heridos por asta, golpes o traumatismos, algunas veces graves, sobre todo si hay toros rezagados o si se produce un montón. No es habitual, pero ha habido varias muertes en los últimos 30 años. Si eres extranjero y has resultado herido en el encierro, te atenderán y te curarán, pero luego te pasarán el coste para que lo pague tu seguro médico.

Y el que no corre...

Para los que no quieren arriesgar la vida, pero ver el encierro, se puede apreciar de diferentes maneras.
  • En algunos de los balcones que hay en el recorrido del encierro y que son alquilados
  • En la propia plaza, donde después también se puede ver el espectáculo de vaquillas
Cadena3 | Sanfermin.com


Publicar un comentario

 
Top