0

Foto iTextual
Los pobladores de la localidad de Rancul quedaron prácticamente aislados durante este domingo, luego de las lluvias que sumaron al menos 25 milímetros.

Es que la ruta nacional 35 está cortada hace cuatro meses y ahora los dos desvíos por caminos de tierra quedaron intransitables. "No se puede pasar por el barro y el agua. Hoy se quedaron encajados tres autos", dijo un poblador a iTextual.

La Policía fue la que decidió el corte de los dos caminos alternativos -uno para tránsito pesado y otro liviano-. "La prioridad es que esos caminos los usen los pobladores de la localidad. El tránsito está cortada. Pero igual hay algunos que se arriesgan por su cuenta e intentan pasar... El resto es desviado en Nueva Galia (San Luis), en Parera y en Realicó", dijo una fuente policial.

La población está sufriendo el corte de la ruta nacional 35 desde hace cuatro meses. Recién a fines de julio, Vialidad Nacional inició un alteo de 900 metros de largo.

Consiste en la construcción de un pedraplén de avance para evitar futuras anegaciones en la zona. Posteriormente, se colocará una base de concreto asfáltico, se realizará la pavimentación del tramo y se ampliará a un metro la banquina pavimentada para mejorar las condiciones de seguridad y circulación. El plazo de ejecución de los trabajos es de 90 días y demandará una inversión nacional de $ 30 millones.

El tramo de la RN188 intervenido se ubica en la zona norte de La Pampa y el sur de San Luis. Este corredor brinda una alternativa a la RN7, por donde se transporta gran parte del intercambio comercial entre los océanos Atlántico y Pacífico. Además, conecta entre el norte de Buenos Aires, La Pampa, San Luis y el sur de Mendoza.

iTextual



Publicar un comentario

 
Top