0
Foto:
El Presidente desafía al ex mandatario estadounidense en un partido de golf mientras dialogan de manera "informal" sobre el vínculo entre ambos países. El encuentro es en el Golf Club (BAGC).



El presidente Mauricio Macri y el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama se encuentran disfrutando del día en la cancha del Buenos Aires Golf Club, en la localidad bonaerense de Bella Vista.

El ex mandatario arribó al lugar en medio de un impresionante operativo de seguridad para mantener este encuentro informal con Macri, tras su participación la Cumbre Verde, ayer en Córdoba.

De la cita de hoy también participa Gianfranco Macri, hermano del presidente argentino y propietario del club, además de Pablo Clusella, secretario de Legal y Técnica y revisor de cuentas titular del exclusivo predio.

Desde la Casa Rosada remarcaron en todo momento el carácter "privado" del encuentro, alejándolo de cualquier pretensión política ya que los ex presidentes norteamericanos tienen por norma no interferir en los asuntos públicos de su país, y menos aún de naciones extranjeras.

El partido de golf se jugará a puertas cerradas, sin acceso de la prensa, aunque fuentes oficiales estimaron que al término del encuentro se difundirán algunas fotos.

Está previsto que permanezcan en el predio hasta aproximadamente el mediodía, y luego se retirarán hacia la quinta del presidente en Malvinas Argentinas para almorzar.

Barack Obama arribó anoche a Buenos Aires para participar de un cócktel con importantes empresarios del país y algunos funcionarios de la Nación, en el Palacio Duhau en Park Hyatt, organizado por las familias Werthein y Sielecki, en conjunto con la Advanced Leadership Foundation.

Desde su asunción al frente de la Casa Rosada, Macri mantuvo varios encuentros y contactos formales e informales con el ex titular de la Casa Blanca, con quien forjó un "buen vínculo": el principal fue en marzo de 2016, cuando el estadounidense visitó la Argentina para mantener una reunión bilateral en Balcarce 50 y luego ambos viajaron con sus respectivas esposas, Juliana Awada y Michelle Obama, a la Patagonia.

Pocos días después de aquella histórica visita, volvieron a verse, esa vez en Washington en el marco de la Cumbre sobre Seguridad Nuclear, así como en septiembre de ese año también dialogaron en la reunión del G20 que se llevó a cabo en la ciudad china de Hangzhou.

Una vez concluido su mandato como jefe de Estado estadounidense, Obama llamó por teléfono al argentino el pasado 24 de febrero, cuando el líder del PRO realizaba una visita de Estado a España: el demócrata le pidió disculpas por no haber podido vacacionar en la Patagonia.
Cadena3

Publicar un comentario

 
Top