0
Foto: Cadena3
 
Una comerciante de Rosario que estaba siendo víctima de un robo le dijo al delincuente que hacía dos años habían asesinado a su padre en un asalto. El malviviente le dijo "lo siento" y la abrazó.


La víctima del robo, Celeste Figueroa, contó a los hombres armados que ingresaron a su local que hacía dos años habían matado a su papá en el mismo lugar.

Uno de los ladrones, se conmovió, le dijo “lo siento” y la abrazó. Sin embargo eso no fue suficiente para evitar que continuaran con el delito.

“Cuando comento al choro que habían matado a mi papá hace dos años, me abraza y me dice ‘lo siento mucho’”, contó la joven a Cadena 3.

“El mismo que se llevó mi celular, vino con dos armas dispuestos a llevarse todo y me abrazó”, relató.

“Tengo mucha bronca, mucha impotencia. Yo no voy a dejar que me roben, me niego a aceptar”, dijo Celeste.

Durante la huída de los delincuentes, la damnificada pudo manotear del bolsillo de uno de ellos el celular que le estaban quitando y escucharlos decir “vámonos de acá, que ya los quemaron”.
 
Cadena3

Publicar un comentario

 
Top