GuidePedia

Foto: Los Andes
El autor del triple crimen habría sido la pareja de la madre del pequeño. Se suicidó. Tras matarlos, intentó incendiar la casa para deshacerse de los cuerpos.

Un niño de 7 años, su madre y su abuela fueron asesinados a golpes esta madrugada en la localidad mendocina de Guaymallén, y el principal sospechoso del crimen, pareja de una de las víctimas, se suicidó tras el hecho, informaron fuentes judiciales.

El sospechoso, identificado como José Patricio Molina, de unos 40 años, mantenía una relación con Mayra Bueno, de 25, una de las víctimas que fue hallada muerta dentro de una casa ubicada en Barcelona al 100 junto a su madre, Mónica Isabel Outeda, de 51, y su hijo Lautaro Valentino Vega, de 7.
 
Foto: Los Andes
El hombre que tenía pedido de captura fue encontrado en la vivienda de una hermana tras intentar ahorcarse y fue trasladado a un centro asistencial donde llegó muerto.
Familiares de las víctimas dijeron a Cadena 3 que Molina “era una persona muy pedante y de mala personalidad” que “apartaba a toda la familia”.

“Al nene más chico lo había ahogado, a mi consuegra le pegó con un machete en la cabeza y a Mayra la mató a golpes”, contó la consuegra de una de las mujeres.

Por su parte, la fiscal Claudia Ríos confirmó que se trata de “un triple homicidio”, y que el incendio fue para ocultar los hechos. 



Cadena3
 
Top