GuidePedia

Este viernes por la tarde alertaron desde el aire la presencia de objetos blancos y amarillos flotando en la zona. El Tunante II, de Buenos Aires, perdió contacto durante una tormenta mientras viajaba a Río de Janeiro. El miércoles avisaron que perdieron el palo, timón y motor, por lo que estaban a la deriva, aunque en buenas condiciones de salud.  (Foto Archivo)


Restos de lo que podrían ser las velas del "Tunante II", el velero que se declaró en emergencia el martes pasado con cuatro tripulantes argentinos a bordo cuando navegaba cerca del estado brasileño de Río Grande Do Sul, fueron visualizados este viernes por la tarde por los aviones brasileños que participan de la búsqueda.

El vocero de la Armada Argentina, capitán de fragata Enrique Balbi, dijo que "cerca de las 18 la autoridad brasilera a cargo del operativo de búsqueda confirmó que uno de los aviones visualizó diez objetos blancos y amarillos flotando en la zona en la que se estima que estaría a la deriva el velero".

"La descripción realizada de esos objetos coincide con lo que podrían ser las velas, pero eso sólo puede confirmarse cuando esos elementos sean rescatados por los buques que participan del operativo", advirtió.

El vocero informó que "el remolcador de la Marina Brasilera 'Tritao' está más cerca de esa posición que la corbeta 'Rosales' de la Armada Argentina, y llegará allí está madrugada. Mañana (sábado) arribará la corbeta y ambos rastrearán esos objetos".

"Si efectivamente se trata de las velas, sería muy importante confirmarlo a través de las matrículas, para poder marcar ese lugar como nuevo punto de referencia en la búsqueda. Por lo pronto, es positivo que el hallazgo se dé en el rumbo de deriva que el operativo de búsqueda estimó", apuntó.

Cuatro argentinos partieron el martes pasado en un velero desde Porto Alegre a Rio de Janeiro, pero a unos 350 kilómetros de la costa sufrieron una fuerte tormenta con olas por encima de los ocho metros.

En el velero iban el presitigioso médico oftalmólogo Jorge Benozzi, creador de las gotas para la presbiscia denominada "Método Benozzi", y Alejandro Vernero, el más experimentado en la navegación, que es cardiólogo del Hospital Pirovano de la Ciudad de Buenos Aires junto a otros dos amigos.

Giovanna Benozzi, hija del médico, aseguró que su papá alcanzó a comunicarse a través de un teléfono satelital tras la tormenta diciendo que estaban bien pero que se había partido el palo principal del velero y que estaban sin propulsión a motor.

Aviones de la Marina y de la Fuerza Aérea brasileña rastrean la zona de búsqueda y ayer llegaron dos naves remolcadoras para intensificar el rastrillaje.

El Litoral | Télam

Espacio Publicitario






 
Top