GuidePedia

Se trata de Novoia do Cordeiro. "No he besado a un hombre en mucho tiempo", dijo una de sus habitantes. "Los únicos que conocemos están casados, o son parientes", agregó. (Fotos WEB)




En Novoia do Cordeiro, ellas asumen la mayor parte de las responsabilidades. Novoia do Cordeiro es un pequeño pueblo rural ubicado al sudeste de Brasil, donde trabajan cientos de hermosas mujeres que buscan amor.

Según publica el diario inglés The Telegraph, se trata de una comunidad de 600 mujeres en donde hay escasez de hombres. Esta situación las llevó a hacer un llamado público para buscar hombres solteros.

"Los únicos hombres que conocemos están casados, o son parientes nuestros, porque acá somos casi todos primos", dice Nelma Fernández, de 23 años. Además, la falta de hombres se debe a que muchos viajan a las ciudades a trabajar.

Fernández contó además: "No he besado a un hombre en mucho tiempo. Todas soñamos con enamorarnos y casarnos, pero nos gusta vivir aquí y no queremos dejar el pueblo para ir en busca de un marido. Nos gustaría que los hombres dejaran sus vidas para venir aquí y ser parte de las nuestras. Pero antes tienen que estar de acuerdo con hacer lo que decimos y vivir bajo nuestras reglas".

En esta pequeña comunidad, son las mujeres quienes asumen la mayor parte de las responsabilidades, como la planificación y los asuntos religiosos. Si algo temen, es que la zona se llene de hombres que modifiquen "su forma de vida".

Noiva do Cordeiro, que significa la esposa del cordero, fue fundada cuando Maria Senhorinha de Lima se instaló en el pueblo en 1891, acusada de adúltera. En ese momento, también se había exiliado de su iglesia.

Rosalee Fernandes, de 49 años, dice que "hay muchas cosas que las mujeres hacen mejor que los hombres. Nuestro pueblo es bonito, organizado, y mucho más armonioso que si los hombres estuviesen al cargo. Cuando hay problemas o disputas resolvemos las cosas como mujeres, buscando el consenso en vez del conflicto".

"Tenemos a Dios en nuestros corazones, pero no creemos que tengamos que ir a misa, casarnos en frente de un cura y bautizar a nuestros hijos. Esas son reglas que crearon los hombres", asegura.
 
 
Cadena3
 



 
 

Espacio Publicitario






 
Top