GuidePedia

Foto: WEB

La Policía clausuró preventivamente una heladería y una despensa de la localidad de Santa Teresa en el marco de la investigación por la muerte del adolescente Matías Hernández en un incendio en el cementerio del pueblo. 

El procedimiento fue encabezado por el sargento Gastón Platner, acompañado por la jueza municipal de faltas y el intendente Raúl Weymann. En los operativos se incautaron bebidas alcohólicas.

Según la versión de iTextual, los comercios habrían vendido bebidas alcohólicas a los chicos antes de que ingresaran al depósito del cementerio, donde en un incendio uno de ellos murió y los otros dos quedaron en estado crítico.

El trágico hecho ocurrió el lunes pasado a la madrugada. Según los investigadores, tres jóvenes, Junior, Aldana y Matías, llegaron al cementerio entre la 1.30 y 2 de la madrugada. Se dirigieron al depósito, donde el encargado guarda elementos de trabajo: palas, tijeras, una carretilla, herbicidas, plaguicidas, combustible para la bordeadora y pintura.

Tomaron las llaves que estaban escondidas del lado de afuera del ventiluz, abrieron y entraron. Una vez adentro, cerraron con llave. Luego prendieron con papeles una de las dos salamandras que hay para tomar mates. También hay un anafe, pero el gas estaba cerrado.

En el lugar había mucho material combustible por lo que los gases acumulados habrían provocado una explosión y posterior incendio cuando los chicos accionaron un encendedor para prender la salamandra.

Cuando se desató el fuego, los chicos intentaron abrir la puerta, pero no encontraron la llave. Forzaron el picaporte, pero no pudieron salir.

Luego, los peritos encontraron la llave en el bolsillo de la campera de uno de los sobrevivientes. También encontraron tres encendedores tirados en el suelo
 
iTextual

Espacio Publicitario




 
Top