GuidePedia


La mayoría de los gobernadores peronistas analizarán evaluar el desdoblamiento de las elecciones provinciales con las nacionales para 2019. Según el diario La Nación, el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, podría ser uno de los mandatarios que desdoble el próximo calendario electoral.

"Si las elecciones presidenciales fueran hoy, la mayoría de los gobernadores peronistas, incluidos los más cercanos a Mauricio Macri, recorrerían ese camino: para garantizar su éxito en las urnas separarían las elecciones a gobernador en sus provincias de la disputa por la sucesión de Macri en la Casa Rosada", sostuvo el diario La Nación.

El resultado sería un 2019 plagado de citas electorales previas al cuarto domingo de octubre, día previsto por ley para las presidenciales, y un año dominado por el debate electoral desde su inicio, recordó el matutino.

La seguidilla de elecciones sería incluso más abultada que la de 2015, cuando 12 de las 22 provincias que eligieron gobernador, -Santiago del Estero y Corrientes están desfasadas y votaron a sus mandatarios en 2017-, desdoblaron sus comicios.

"No son pocos los peronistas que ya hoy admiten que será difícil contar en pocos meses más un candidato de consenso, consolidado y en condiciones de darle pelea a un Macri que eventualmente busque su reelección, o al postulante de Cambiemos, será difícil. Tanto es así, que muchos creen, y no ocultan, que se jugarán la chance real de volver al poder recién en 2023. La combinación entre un gobierno que llegue relativamente fuerte a 2019 y un peronismo con un candidato débil es letal, reconocen cerca de la mayoría de los caciques peronistas", destacó el diario porteño.

"Si las elecciones fueran hoy, las adelantamos seguro. Sería lo más lógico", expresó a La Nación, un gobernador del norte. El razonamiento se repitió en distintos puntos del país.

En casi todas las provincias el gobernador puede separar las elecciones de su distrito o unificarlas con las nacionales. Las excepciones son Chaco y Tierra del Fuego, donde la obligación de desdoblarlas está prevista por la Constitución. La otra excepción es la ciudad de Buenos Aires, pese a que el Gobierno ya decidió impulsar un cambio a la ley para que la elección del jefe de gobierno sea el mismo día que la elección presidencial.

El desdoblamiento suma muchas chances entre los gobernadores peronistas que pueden aspirar a su reelección. Es el caso de Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Uñac (San Juan), Carlos Verna (La Pampa), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis). Todos elegirán la fecha que mejor encaje con su intención de retener el poder.

Incluso en provincias no peronistas y muy alineadas con la Casa Rosada, como Río Negro, al mando de Alberto Weretilneck, reconocen que "si todo sigue más o menos como hasta ahora", la elección a gobernador será previa a la de presidente, igual que en 2015.

Hay otros dos motivos que explican el desdoblamiento masivo. El primero es, siempre desde la óptica de los gobernadores, esquivar la nacionalización que suele atravesar cualquier elección presidencial.

"Necesitamos que en la campaña se hable de la provincia y del gobernador, no de lo que pasa en Buenos Aires. No podemos correr el riesgo de que se instale la discusión continuidad y apoyo al Gobierno contra cambio, como pasó en 2015. Sobre todo, si Macri está fortalecido", razonaron cerca de un gobernador del centro del país.

Reconocieron, sin embargo, que separar la puja provincial de la pelea mayor entre Cambiemos y el peronismo podría aplacar el debate nacional, aunque no necesariamente acallarlo del todo.

iTextual | LA NACIÓN

Espacio Publicitario




 
Top