GuidePedia

Ignacio Pussetto | Foto Archivo WEB
El flamante bicampeón del fútbol argentino irá por el defensor paraguayo, un viejo anhelo de Guillermo Barros Schelotto, e intentará sumar al delantero de Huracán como futuro reemplazante de Cristian Pavón, quien podría emigrar del club después del Mundial de Rusia.


En esas dos decisiones coincidieron el presidente Daniel Angelici y el director técnico durante una reunión de una hora que mantuvieron hoy en las oficinas de La Bombonera después del entrenamiento en Casa Amarilla.

Angelici viajará la semana próxima a Italia para resolver la contratación de Gómez, un jugador que suena en la órbita "xeneize" en cada mercado de pases pero que nunca se pudo concretar pese a su inactividad en el fútbol de ese país.

PUBLICIDAD



Gómez, de 25 años, pasó de Lanús al Milan a mediados de 2016, jugó 18 partidos (11 de titular) en la primera temporada y en la actual no sumó minutos por la Serie A. La última vez que vio acción en una cancha fueron diez minutos en un partido de la Liga de Europa ante Austria Viena, el 23 de noviembre del año pasado.

Guillermo está convencido que es el refuerzo que necesita la defensa de Boca porque lo conoce de su etapa por Lanús cuando ambos fueron campeones de la Copa Sudamericana 2015.

Milan le puso al paraguayo un precio de ocho millones de dólares, pero Angelici confía en sacarlo de Italia por cinco o seis millones.

Una cifra considerablemente inferior a los diez millones que Boca negocia por la venta de Lisandro Magallán al Ajax de Holanda, algo que parece cuestión de días para confirmarse.

El ex Gimnasia y Esgrima La Plata, titular en la última campaña de campeón, ya tiene acordado su contrato con el club holandés y sólo falta que ambas instituciones lleguen a un acuerdo sobre la diferencia de 1,5 millones de dólares que mantienen sobre la transferencia.

En relación a Pussetto (22), Angelici ya tomó contacto con el presidente de Huracán, Alejandro Nadur, para conocer las condiciones de su contratación. El "Globo" tiene un 80 por ciento del pase (el resto es de Atlético de Rafaela) y lo tasó en ocho millones de dólares.

Boca ya maneja una contrapropuesta: una suma de dinero a definir más el pase de Andrés Chávez -hoy a préstamo en Huracán- y un porcentaje de una futura venta al exterior.

Otra opción sería incluir en la negociación algunos de los jugadores prescindibles en Boca, el mediocampista Gonzalo Maroni o el delantero Junior Benítez, por citar dos casos.

En otro pasaje de la charla de hoy, Barros Schelotto y Angelici acordaron ir en busca de un arquero. Descartados Sergio Romero y Wilfredo Caballero, el apuntado fue Gerónimo Rulli (25), que podría llegar a préstamo de la Real Sociedad de España.

Por último, Angelici puso al tanto al entrenador sobre la posibilidad de que los colombiano Frank Fabra y Wilmar Barrios sean vendidos después del Mundial, al igual que Pavón, de extraordinario rendimiento en la primera mitad del año.

El plantel de Boca comenzará sus vacaciones el próximo jueves hasta el 2 de julio, seis días antes de viajar a Sarasota (Estados Unidos) para realizar la pretemporada hasta el 27 del mismo mes.

Diario Jornada

Espacio Publicitario




 
Top