GuidePedia

Fotos: La Huella Deportes
El encargado de repartir justicia paró el partido para consolar a los jugadores del equipo que perdía. Ocurrió en la localidad bonaerense de Lobos. 



El gran gesto de un árbitro de fútbol infantil se viralizó en las redes sociales, ya que detuvo la final de un torneo para consolar a los jugadores del equipo que perdía.

La historia ocurrió en una definición de campeonato de chicos entre siete y diez años de la localidad de bonaerense de Lobos, cuando los de rojo ganaban 1-0 y perdieron 4-1.

PUBLICIDAD



El árbitro, Daniel Gelvez, tuvo que parar el partido varias veces en el final porque los jugadores de Alumni de Roque Pérez no paraban de llorar.

"Los Maguitos" de EFIL fueron los campeones, pero el árbitro se llevó todos los elogios porque demostró que su tarea no solo es controlar el juego, sino transmitir los buenos valores del deporte.

Fotos: La Huella Deportes

Cadena3

Espacio Publicitario




 
Top