GuidePedia


El precio del pan aumentó alrededor del 15% en todas las panaderías de la provincia y el país producto de la fuerte suba del dólar que se registró en las últimas semanas que impactó de lleno en el valor de los insumos, entre ellos, la harina. En dos días la bolsa de 50 kilos de este producto pasó de 630 a 850 pesos. 


Eduardo Duscher, presidente de la Cámara de Panaderos de La Pampa, afirmó que el miércoles a la noche la bolsa de 50 kilos de harina había subido su costo a 850 pesos y que la próxima semana podría superar los 1.000 pesos. “Vamos a comer pan algunos y otros no”, se mostró indignado el dirigente en declaraciones a Radio Noticias.

Como causa de este fuerte incremento, Duscher responsabilizó a la disparada cambiaria, ya que los insumos están fijados a precio dólar, y la especulación por parte de las acopiadoras de trigo y la industria molinera. “Los aumentos pueden venir en cualquier momento, todo esto depende de las estampidas que está pegando el billete verde, además llegó la información desde la Federación que algunos molinos y acopiadoras están especulando”, explicó.

Al referirse sobre el valor en cual las panaderías estaban comercializando sus productos, el dirigente detalló que en “Santa Rosa o en la provincia de La Pampa se está vendiendo el kilo de pan entre 55 y 60 pesos cuando la bolsa de harina se estaba pagando hace 48 horas 630 pesos”.

“Esta situación nos lleva a vender el pan a 70 porque sino tenemos pérdidas”, precisó.

Duscher indicó que la suba no sólo se dio en La Pampa, sino que en todo el territorio argentino se produjo un fuerte incremento en los precios que llevaron a que, en el interior del país, el kilo de pan esté rondando los 70 y 80 pesos y, en Capital Federal, los 90 pesos.

PUBLICIDAD





Clandestinidad

El dirigente manifestó que, lamentablemente, el plan económico impulsado por el Gobierno Nacional está empujando al sector panadero a trabajar en la “clandestinidad” porque no pueden pagar los impuestos, el tarifazo de los servicios y los insumos. “Hoy el sector está pasando un momento muy crítico”, se lamentó.

En ese sentido, Duscher apuntó que en este último tiempo no se implementaron políticas que ayuden a sostener a las pequeñas y medianas empresas que, según calificó, son el “motor de la economía regional”. 

Contrariamente, el dirigente apuntó que existe un cierto clima de “especulación” donde muchas personas intentan “arrimar mucha más agua a su molino” en detrimento de la población. “Si en un país un asalariado no puede comprar un kilo de pan algo grave está pasando”, manifestó el panadero, quien aseguró que en su negocio el nivel de demanda decayó últimamente. Duscher planteó así la urgencia de llamar a una unidad para poder llegar a una solución a la crisis que está atravesando el sector. “Hay que unificar criterios para administrar mejor para salir de esto”, subrayó. 

La Arena

Espacio Publicitario




 
Top