GuidePedia


Este viernes se realizó la audiencia de formalización en la Ciudad Judicial. Una llamada del celular cercana, cortes en una mano y el pecho, una relación "enfermiza" y violenta, los indicios que incriminan a Facundo Nicolás Pérez.


El juez de Control, Carlos Matías Chapalcaz, formalizó este viernes la acusación contra el joven Facundo Nicolás Pérez por el femicidio de su exnovia, Flavia Fernández, ocurrido durante la madrugada del viernes último en el interior de una vivienda del barrio Tomás Mason Norte de Santa Rosa. 

El magistrado dispuso la prisión preventiva hasta el juicio oral, tal cual pidió el fiscal Walter Martos, encargado de la investigación.

La audiencia se realizó este viernes a las 8.30 horas. La defensora oficial Paula Arrigone se opuso a la preventiva por estimar que no existen indicios suficientes para incriminar al joven imputado -ya declaró en esa condición-, pero el juez desestimó su postura. Pérez tiene 24 años y vive en el barrio Santa María de Las Pampas.

La joven de 21 años había sido hallada sin vida, con signos de haber recibido golpes y cinco cortes en el cuello (uno de ellos profundo), en la vivienda de la calle Jujuy 1131. 

Allí vivía con sus abuelos y también funciona el Consejo Pastoral de la Congregación Cristiana Evangélica de Santa Rosa.


PUBLICIDAD




Durante la audiencia de este viernes, el fiscal calificó provisoriamente el hecho como homicidio doblemente calificado por ser una expareja y por un contexto de violencia de género. 

Manifestó la presunción de que el joven habría ingresado durante la madrugada del miércoles pasado a la habitación que ocupaba la víctima, donde mantuvieron relaciones sexuales.

“Posteriormente, hubo una discusión y el compareciente comenzó a golpearla en la cabeza con los puños, tomando después un cuchillo tipo serrucho, ocasionándole cinco heridas en el cuello, una con profundidad, provoca la pérdida de sangre y posterior fallecimiento”, sostuvo.

Martos justificó la prisión preventiva en el peligro de fuga y también la posibilidad de que, de quedar en libertad, el acusado podría obstaculizar las pericias y extracciones de sangre que se ordenarán, además del riesgo de que amedrente a testigos que deberán declarar más adelante en el juicio oral.

“Hay elementos de convicción suficiente sobre los hechos y la participación de Pérez. Existen numerosos testigos y familiares que dan cuenta de la relación que existía entre ambos, una relación conflictiva, enfermiza, en los cuales existieron episodios de violencia de género y golpes, según los testigos”, indicó.

Además, el fiscal señaló que se comprobó que hubo una comunicación telefónica previa al hecho, la última que mantuvo la víctima, precisamente con su exnovio. Esa comunicación dura apenas veinte segundos, a las 12.40 horas. 

“La comunicación no se encontró en la apertura del celular de Pérez, fue eliminada. Pero surge de una lista sábana de la empresa Claro. Las comunicaciones impactan en la misma antena de la zona. Es una llamada corta que puede haber sido un aviso de que se encontraba en el lugar”, especuló el funcionario judicial.

Por otra parte, indicó que los informes médicos señalan que Pérez tiene una lastimadura en una de sus manos, compatible con un corte de un cuchillo, que “en principio estaría relacionada con la lesión que sufrió” la víctima. “También posee lesiones en la zona del pecho y en los nudillos de la mano”, agregó.
“Estos elementos ameritan la vinculación de Pérez”, resumió el fiscal.

PUBLICIDAD




“No hay elementos serios”

Por su parte, la defensora oficial Paula Arrigone sostuvo que “no hay elementos serios” para incriminar al detenido. “Son solo presunciones. Las pruebas (que se ordenarán) pueden que den que si o que no. No hay elementos de convicción. Los cortes pueden ser de haber trabajado. La llamada cerca de la víctima tampoco puede hacer presumir que dio muerte a esa chica”, alegó.

Sobre la supuesta situación de violencia, consideró que “no hay ninguna denuncia, en absoluto, en la cual ella haya mencionado que haya habido situaciones de violencia”.

“Los elementos a que se hace mención no son serios. Son meras especulaciones y suposiciones que no pueden dar lugar a una acusación tan grave”, afirmó. “La investigación no tiene a esta altura los indicios necesarios. Está vigente la presunción de inocencia. No hay posibilidad de involucrarlo en un hecho tan grave solo con la existencia de una relación que hace un tiempo que había finalizado”, insistió.

La defensora lamentó que la prisión preventiva le impedirá continuar con los estudios secundarios en el sexto año del colegio del Barrio Santa María de Las Pampas.

PUBLICIDAD




“Hay indicios”

Por su lado, el juez de Control, Carlos Chapalcaz hizo lugar a la prisión preventiva y señaló que faltan realizar estudios periciales y tomar declaración a testigos, razón por la cual, de recobrar la libertad, el acusado podría obstaculizar la investigación. “Hay indicios para considerar que puede haber sido partícipe del hecho, no solo por la relación de pareja sino porque el fiscal, a través del trabajo sobre el celular, lo pone cercano del lugar del hecho y hay indicios de agresión en su cuerpo”, indicó.

El Diario LP

Espacio Publicitario




 
Top