GuidePedia

Foto: Cadena3


MIRÁ EL VIDEO El jefe de Gabinete dijo que se trata de la estimación de una encuesta del Banco Central. Admitió que el Presupuesto es “austero”, pero lo defendió y destacó que da prioridad al “gasto social”. 



El jefe de Gabinete, Marcos Peña, remarcó en su informe escrito a la Cámara de Diputados que el país atraviesa una situación "difícil", mencionó que el mercado prevé un dólar a 50 pesos para fines de 2019 y afirmó que "no está previsto" un impuesto a los tenedores de dólares ni propiedades en el exterior. 

El informe es el que habitualmente presenta la Jefatura de Gabinete para responder por escrito a las preguntas enviadas por los legisladores antes de la sesión informativa, donde se realizan nuevas preguntas y, de ser necesario, se amplían las respuestas. 

En este informe (el número 144), Peña respondió 1.282 preguntas y remarcó reiteradas veces que la situación del país es "difícil" debido a factores como la sequía, el aumento del precio del petróleo y la suba de tasas de interés de Estados Unidos. 

No obstante, el ministro coordinador puso de relieve que "el diagnóstico" de la "coyuntura económica incluye una autocrítica, ya formulada en declaraciones públicas". 

PUBLICIDAD




"Confiamos en que, a partir del año que viene la economía argentina retomará el camino del crecimiento", sostuvo en su informe el jefe de Gabinete, pese a que esa previsión no forma parte del Presupuesto 2019. 

En una de las respuestas, Peña señaló que, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de agosto de 2018, una encuesta que hace el Banco Central a consultoras y participantes del mercado, "el tipo de cambio se espera que sea de 41,9 pesos y 50 pesos para diciembre de 2018 y 2019, respectivamente". 

Luego, aclara que "por el tipo de preguntas que se realizan en el REM, no se poseen datos de expectativas de tipo de cambio para los primeros tres trimestres de 2019" y que las estimaciones "corresponden a la mediana de las expectativas de los 41 participantes" de la encuesta. 

En otra de sus respuestas, señaló que "es importante resaltar que no está previsto crear ningún tipo de impuesto o gravamen a los tenedores de dólares ni propiedades inmuebles en el exterior". 

Por otra parte, señaló que en 2019 se dará "una fuerte corrección del déficit de cuenta corriente debido a la suba del tipo de cambio real multilateral, al mayor crecimiento de los socios comerciales y al rebote de las exportaciones del agro después de un año de sequía". 

"En este contexto, no está previsto exigir que los exportadores liquiden las divisas en la plaza local" y tampoco "se prevé aplicar ningún tipo de restricción monetaria a los exportadores que liquidan divisas", agregó. 

Ante las preguntas sobre la situación económica de las universidades, que es uno de los temas que mayor polémica generan en el marco del debate sobre el Presupuesto 2019, Peña afirmó que en ese proyecto se presupuestó "el "92,4% de lo solicitado por el Consejo Interuniversitario Nacional". 

El jefe de Gabinete aseguró que "el presupuesto universitario aumentó entre los años 2015-2018: creció en créditos corrientes en un 144,8%" y que "el estado de ejecución a la fecha es del 71% sobre el presupuesto nominal universitario". 

Los diputados también le hicieron preguntas referidas a la aerolínea low cost Fly Bondi y el jefe de Gabinete indicó que la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor "recibió entre enero de 2018 y julio de 2018, 378 reclamos" contra esa firma. 

La mayor cantidad de quejas (228 del total) por "cancelación de vuelos", mientras que hubo 47 quejas por "incumplimiento de oferta y promociones" y 46 por "cumplimiento parcial o defectuoso del servicio". 

PUBLICIDAD




Peña en versión moderada 


En su primera incursión en el Congreso desde la reestructuración ministerial y el pedido del presidente Mauricio Macri para bajar el perfil, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, mostró este miércoles una versión moderada ante los diputados y evitó entrar en el juego de las chicanas con el kirchnerismo. 

A diferencia de otras visitas, Peña prefirió no trenzarse en discusiones y resistió estoicamente las críticas que le llovieron desde los sectores más duros de la oposición sobre la política de ajuste presupuestario. 

Si bien estuvo muy firme en su defensa del plan de Presupuesto, ésta vez no se subió al ring ni abundó en referencias a "la pesada herencia" u otras críticas hacia el kirchnerismo como en oportunidades anteriores. 

El jefe de Gabinete fue claro en la "ratificación" del proyecto oficial de Presupuesto y se topó con las bancas del bloque del Frente para la Victoria tapizadas con afiches que pidieron "rehacer" la iniciativa oficial. 

"Ratificamos la prioridad del cuidado social que ejerce este presupuesto; ratificamos la profundización del federalismo que implica este Presupuesto y esperamos que a través del diálogo presupuestario se pueda lograr el mayor consenso posible", sacó pecho Peña, luego de escuchar las críticas de los diputados del Frente para la Victoria al proyecto que envió el Poder Ejecutivo al Congreso. 

Por otra parte, Peña reconoció que se trata de un presupuesto "austero", pero valoró que dentro de esos límites se ha otorgado una "prioridad" al gasto social para "cuidar a los sectores más vulnerables". 

"El gasto social o inversión social representa el 77 por ciento del gasto primario en la propuesta de nuestro presupuesto, creciendo del 65 por ciento que representaba en el 2015. Eso es algo necesario o valioso porque cuida a los sectores más vulnerables", enfatizó. 

En tanto, Peña resaltó que "en este primer mandato de Cambiemos vamos a poder terminar las reformas estructurales para tener una economía que nos permita crecer de forma sustentable". 

Al abrir la ronda de preguntas, los legisladores kirchneristas abordaron a Peña con artillería pesada de preguntas, la mayoría de las cuales el ministro coordinador soslayó en su escueto mensaje, lo cual disparó más quejas. 

Entre la tropa del FpV-PJ estaba el diputado matancero Fernando Espinoza, quien al mejor estilo "millenial" sorprendió a todos al hacer gala de una campaña virtual denominada "Mi banca, mi compromiso". 

Con un ocurrente recurso, el ex intendente del distrito más populoso del país leyó algunas de las más de 1.000 preguntas que sus seguidores de Facebook, Twitter e Instagram le dejaron en sus cuentas para que se las retransmitiera a Peña. 

"Hoy le voy a hacer preguntas que en realidad no son mías, sino que a través de un programa que estamos llevando adelante de escuchar a la gente generamos a través de las redes sociales qué preguntas le harías al señor jefe de ministros", anticipó el bonaerense en el comienzo de su intervención, antes de pasar a leer las consultas de sus seguidores, consignando nombre y apellido de cada uno de ellos. 

Para cerrar el telón de su discurso, Espinoza utilizó una llamativa frase con reminiscencias bíblicas: "Sufrir es un sentimiento, pero mentir como mienten ustedes es un pecado". 

Más tarde, la diputada del Movimiento Evita Araceli Ferreyra generó risas alrededor de su banca cuando asoció a Peña con el ratón Jerry, el personaje de una famosa tira animada de Hollywood creada a mediados del siglo XX. 

"El ex ministro (de Cultura, Pablo) Avelluto, hoy degradado a secretario, planteó el tema de esa relación simbiótica con el presidente hablando de Tom y Jerry. Así que como todos sabemos que Macri es gato, diría ‘buenas tardes Jerry’", lanzó.


Cadena3


Espacio Publicitario




 
Top