GuidePedia

Foto: Infopico
En la madrugada del sábado en el barrio Malvinas se produjo un grave accidente cuando se desmoronó una pared de ladrillos en uno de los edificios, lo que provocó que dos efectivos policiales, que forcejeaban con un hombre que había robado una tienda, cayeran de unos 6 metros de altura y golpearan contra la vereda de cemento.

En primer término los dos uniformados fueron asistidos en el lugar y luego trasladados hospital “Gobernador Centeno”, donde se los estabilizó y se los sometió a diferentes estudios de rigor para comprobar la gravedad de sus lesiones.

PUBLICIDAD





El sargento Ruarte, de la Comisaría Tercera, presentaba diferentes lesiones, la más importante era una que le provocaba que se le juntara líquido en los pulmones, razón por la cual se le colocó un drenaje.

A primera hora de la tarde fue llevado a la Clínica Regional, donde continuará con su recuperación.

Quien se llevó la peor parte del incidente fue el oficial inspector Mansilla, quien reviste funciones en la Brigada de Investigaciones de la UR II, fue trasladado hacia el hospital “Doctor Lucio Molas” de nuestra ciudad, debido a la gravedad de su estado y la complejidad de las lesiones que sufridas en la caída.

Según el último parte médico publicado por Infopico, el joven tiene sus pulmones perforados y eso es lo que por el momento generaría mayor preocupación en los médicos que lo asisten. A ello se suman las lesiones óseas que sufrió en su columna, con fracturas y aplastamiento de vertebras.

Trascendió ayer que la médula del policía estaría “casi desprendida”, por lo que podría no volver a caminar. Esto fue negado por su madre en contacto con este medio, al indicar que todavía no se comprobó tal daño y que mantienen la esperanza de que no se haya producido. Dijo que las primeras 72 horas serán cruciales para la recuperación de su hijo. 

Infopico.com

Espacio Publicitario




 
Top