GuidePedia

Foto Archivo
A horas de que se conozca el fallo del Tribunal de Disciplina de la Conmebol por el reclamo de Boca Juniors tras la agresión a sus jugadores antes del partido que debían disputar ante River por la final de la Copa Libertadores 2018, los dirigentes xeneizes esperan en silencio la decisión, sin responder las fuertes declaraciones que hizo hoy Rodolfo D'Onofrio, presidente del club de Núñez.


Tampoco responderán, hasta que se conozca el fallo, sobre las versiones que indican que el partido se jugaría el 8 o 9 de diciembre fuera de la Argentina, posiblemente en la ciudad qatarí de Doha.

En realidad, lo que la dirigencia boquense espera es que el tribunal disciplinario de la Conmebol descalifique a River. De esa manera, Boca sería el nuevo campeón de América y jugaría a partir del 18 de diciembre el Mundial de Clubes en Emiratos Árabes Unidos.

La intensa exposición mediática de D'Onofrio, que hoy ante diferentes medios le pidió a Daniel Angelici ("vení a jugar el partido...", le dijo mirando a cámara), cayó muy mal entre la dirigencia del club de la Ribera. Pero de ningún modo le van a responder por estas horas al titular del club "millonario".

También mantienen la posición de no jugar el encuentro y de apelar el fallo de la Conmebol en caso de no ser como Boca pretende, y luego apelar como tercera instancia ir al TAS, el tribunal de arbitraje deportivo que reside en Suiza.

En la extensa presentación que hizo Boca ante la Conmebol, según pudo saber Télam, figura ahora el pedido de anulación de lo firmado el sábado pasado entre los presidentes de ambos clubes y el titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

El argumento que figura en el nuevo reclamo jurídico presentado por Boca destaca que la firma de ese texto se hizo con premura en un clima de tensión.

Mientras se firmaba ese "pacto de caballeros", según lo definió después D'Onofrio, un zócalo destacaba en un canal deportivo de cable que "había una guerra en la calle entre hinchas del club local y la policía", que según los abogados de Boca hacía más irregular el contexto de dicho acuerdo.

PUBLICIDAD




Por ahora, lo único claro es que si hay partido será el 8 o 9 de diciembre y que la sede con más posibilidades es Doha, donde según allegados a la Conmebol le ofrecerían a los dos clubes argentinos un cachet fijo de 2 millones de dólares a cada uno y se le podría aumentar en forma considerable el premio al perdedor y al ganador, aparte de solventar la permanencia de las delegaciones en esa ciudad, la capital de Qatar.

En tanto, el plantel profesional dirigido por Guillermo Barros Schelotto,se entrenó hoy en el complejo Pedro Pompilio con la ausencia de Pablo Pérez, quien recibiría mañana el alta de una úlcera en el ojo derecho provocada por los proyectiles que arrojaron los hinchas de River contra el micro de Boca.

También se entrenó diferenciado Leonardo Jara, con un problema en uno de sus pies producto de una de las astillas de los vidrios de la ventana del micro que trasladaba al plantel al Monumental.

La novedad fue que Cristian Pavón, quien se recupera de un desgarro en el isquiotibial izquierdo, se entrenó aparte pero ya con botines, lo que hace suponer que la semana próxima estará a la par del grupo.

Para el partido del próximo domingo por la 14ta. fecha de la Superliga del fútbol argentino, ante Independiente en Avellaneda, Guillermo tratará de poner a la mayoría de los titulares que tendrían que haber enfrentado a River el fin de semana pasado.

Boca volverá a los entrenamientos mañana desde las 10 en el predio de Casa Amarilla, donde el entrenador pararía un posible once para visitar al "Rojo".

Boca enfrentará a Independiente en Avellaneda el domingo desde las 19.45, con el arbitraje de Darío Herrera y la televisación de TNT Sports.

PUBLICIDAD




BOCA VERIFICÓ SU PRESENTACIÓN ANTE LA CONMEBOL Y LES PIDIÓ CALMA A SUS HINCHAS

La Comisión Directiva de Boca Juniors elevó hoy un comunicado en el que dio a conocer que este martes presentó ante la Conmebol una ampliación de su presentación inicial respecto de los sucesos padecidos por su plantel el sábado anterior en ocasión de su llegada al estadio Monumental, y ratificó su intención de hacer respetar los reglamentos que le acrediten quedarse con los tres puntos en disputa en dicho encuentro.

Asimismo, el club de la Ribera pide a sus "socios e hinchas" que eviten "las confrontaciones y no respondan a las provocaciones que pretenden desviar el foco de este reclamo del club".

En el comunicado, Boca aclara que el partido del sábado "no pudo jugarse debido a un ataque brutal al micro que trasladaba al plantel" y que "las víctimas de esta agresión fueron los jugadores y el cuerpo técnico de la institución que se encontraban sobre el ómnibus en el momento del ataque".

Asimismo Boca informó que recurrió a los artículos 8, 13, 2 y 18, del Reglamento Disciplinario de Conmebol, que acreditan la validez de sus reclamos en pos de que le den por ganado el partido y consecuentemente con ello se adjudique la Copa Libertadores 2018.

Diario Jornada


Espacio Publicitario




 
Top