GuidePedia

Foto: iTextial

MIRÁ LOS VIDEOS Una fuerte lluvia, que se vió agravada en algunos sectores por ráfagas de viento, ocasionó anoche serios inconvenientes en distintos barrios de Santa Rosa: en el centro colapsaron las calles, se inundaron viviendas y se registraron cortes de energía en otros sectores. Además, un árbol cortó un cable de alta tensión en la Laguna Don Tomás

Poco antes de las 22, una fuerte tormenta con intensa actividad eléctrica se registró sobre la capital provincial. En la esquina de las calles Tomás Mason y Mendoza se inundaron, aproximadamente, unas diez viviendas. En otros sectores de la ciudad también ingresó agua a varias casas.

En la calle Santa Cruz se vivió una escena más del tradicional e interminable problema de inundación cada vez que cae agua del cielo. Algunos vecinos vieron como se inundaban sus casas y contaron que llevan varios días sin alumbrado público. En la calle Falucho, se formó “un río” de agua de lluvia.


También el agua ingresó a los estudios del canal de televisión, Somos La Pampa, ubicados en la calle Alvear de Santa Rosa.

Por su parte, personal de bomberos estuvo atendiendo las diferentes situaciones de emergencia, principalmente, en la zona norte de la ciudad. También debió recurrir a la ruta nacional 5, donde el viento derribó un árbol que quedó sobre la cinta asfáltica.

PUBLICIDAD




La municipalidad de Santa Rosa pidió a los vecinos circular con precaución y ante cualquier emergencia comunicarse al 104 con Defensa Civil, 147 municipalidad, 101 policía o al 100, bomberos.

“Ante la fuerte tormenta que se está desatando en estos momentos y la cantidad de agua caída en corto plazo, se ruega a la población circular con precaución al transitar por las calles, debido a que existen muchas arterias anegadas que no cuentan con desagües pluviales para el rápido escurrimiento de las aguas”, informó el municipio.

“Además -amplió- debido a los cortes de energía eléctrica  algunos semáforos han salido de servicio”.

En el barrio Butaló también la lluvia causó destrozos. A una familia que alquila una casa sobre Las Jarillas se le desplomó el techo. La joven pareja estaba con sus dos hijos cuando advirtieron que desde la luz comenzó a caer agua. Minutos después se vino abajo el cielo raso. “Nos tenemos que ir de acá, así no podemos estar”, le dijo la mujer a Radio Kermés.

El Servicio Meteorológico Nacional había lanzado un alerta de último momento para el norte de La Pampa por tormentas intensas y luego un aviso para los departamentos de Chapaleufú, Conhelo, Maracó, Parera, Quemú Quemú, Realicó y Trenel.



PUBLICIDAD




Un árbol cortó un cable de alta tensión en la Laguna Don Tomás

A las 22 gran parte del Centro Recreativo Don Tomás quedó a oscuras y sorprendió a las pocas personas que caminaban o trotaban por el lugar. Las fuertes ráfagas tiraron una planta que calló sobre el alumbrado público. La tierra que levantaba el viento daba “estiletazos” a los caminantes.

Por momentos la cinta asfáltica quedó cubierta de agua. La intensidad de la lluvia  y el fuerte viento, hicieron que el agua colmara el asfalto. A oscuras, un cronista del medio local Plan B Noticias que caminaba por el lugar pudo advertir que un árbol fue tirado por el viento.

Pasadas las 22, el circuito quedó completamente a oscuras. Las luces más cercanas se encontraban fuera del predio. Las imágenes que acompañan esta nota fueron tomadas una hora y media después, cuando la intensidad de la lluvia había mermado. Incluso, pasadas las 23:30, el alumbrado público se volvió a encender.

Las fuertes ráfagas de viento, que arrastraban tierra, pequeñas piedras y hojas, golpeaban con fuerza a los automóviles  y las personas que intentaban escapar de la tormenta.


Imágenes de la ciudad. Los sectores cercanos a los cuencos norte y sur se vieron anegados por la gran cantidad de lluvia caída en poco tiempo.


PUBLICIDAD







iTextual | PlanB

Espacio Publicitario




 
Top