GuidePedia

Foto Arch.: iTextual
Dirigentes de la Federación Agraria Argentina (FAA) reclamaron al Gobierno provincial que realice las “obras definitivas” para el drenaje de los excesos hídricos del norte pampeano: dijeron que el agua debe seguir su camino, por pendiente natural, hacia provincia de Buenos Aires y desde allí al mar Argentino. 

Pidieron por nota al gobernador Carlos Verna que envíe a sus funcionarios a una reunión a realizarse en los próximos días en Embajador Martini. ¿Qué significa en los hechos? Abandonar el proyecto original de la llamada Obra de los Daneses. 

Durante casi veinte años, a partir del estudio de profesionales del Instituto Danés de Hidráulica, La Pampa tuvo una postura oficial: realizar canales y reservorios para que, dentro de nuestra provincia, se almacenen los excesos hídricos. 

Es decir, La Pampa decidió almacenar y hacerse cargo en la zona de Quemú del agua que llega, entre otros puntos, de General Pico, Trenel, Villa Mirasol, Colonia Barón y Metileo. 

Sin embargo esa posición fue modificada en 2017: el gobernador Carlos Verna, en medio de unas importantes inundaciones, anunció que se abandonaba el proyecto para hacer un nuevo reservorio en la zona de Trilí y Quemú y sostuvo que iba a impulsar un canal para derivar directamente el agua hacia provincia de Buenos Aires. 

PUBLICIDAD




De esta manera, la obra de Regulación y Control de Inundaciones en la Región Noreste de La Pampa -conocida como la Obra de los Daneses, por la que desde principios de 2000 se expropiaron campos y se construyeron canales, diques y reservorios en proximidades de Quemú- debería quedar paralizada o sufrir una importante modificación. 

Hasta el momento se ha avanzado con la primera etapa y parte de la segunda del proyecto original del Instituto Danés de Hidráulica. Por esas obras se construyeron dos reservorios, de 9000 y de 6800 hectáreas, en una de las zonas más productivas de La Pampa. 

La tercera etapa, que ya Verna desestimó hace un año y medio, es la creación de un nuevo reservorio de 8 mil hectáreas entre Trilí y Quemú: los técnicos del Gobierno han advertido, entre otros puntos, que de avanzar con ese reservorio se aumentará la presión sobre la ruta provincial 1 y aumentará dramáticamente las napas en el pueblo de Quemú. 

El tema se reflotó en una reunión de la FAA, en Embajador Martini, en los últimos días a raíz de nuevas lluvias e inundaciones en buena parte del norte pampeano. 

El encuentro contó con la participación, entre otros, del director del Distrito 8 de Federación Agraria, Adolfo Sánchez; los presidentes de las filiales de Embajador Martini, Horacio Allochis, y de Alta Italia, Jorge Testa; el titular del Consejo Directivo de la Cooperativa Agropecuaria de Embajador Martini, Roberto Carlos Ambrosino; y el presidente de la Cooperativa Ovina y Producciones Alternativas de Alta Italia, Carlos Alberto Minetti.


PUBLICIDAD





“El objetivo del encuentro -dijo Sánchez – estuvo focalizado en trabajar en conjunto con intendentes y Gobierno de La Provincia para lograr una obra que permita definitivamente evitar los anegamientos que se producen con las intensas precipitaciones provocando incalculables pérdidas económicas que perjudican al sector agropecuario y al erario público, situación que también genera un desaliento en la continuidad de los pequeños chacareros en el sistema”. 

Los titulares de las entidades cooperativas indicaron también “notables mermas” en los acopios de producción, coincidiendo en la disminución de producción como en las complicaciones para acceder a sus plantas por anegamiento de caminos y rutas en momentos puntuales. 

Se decidió en la reunión enviar nota al gobernador Carlos Verna, con el fin de convocar a funcionarios y récnicos del Gobierno a participar de un encuentro, tentativamente previsto para el próximo miércoles 13 de febrero, a las 19 horas, en la localidad de Embajador Martini. 

“El desarrollo de la reunión , mas allá de la preocupación que existe, demostró la voluntad de unirse con las partes, para lograr la tan ansiada obra que regule los excesos hídricos , sin perjuicios y sin enormes reservorios de agua que resten espacios productivos; en definitiva entre todos lograr que las aguas que sobran en el territorio tengan su destino natural por pendiente que es precisamente el Mar Argentino”, dijo Sánchez.

iTextual

Espacio Publicitario





 
Top