GuidePedia

Foto: iTextual


Los cultivadores tuvieron mala suerte y los policías les secuestraron 23 plantas de cannabis sativa. Ocurrió cuando un grupo de ladrones ingresó a una vivienda en Toay para robarse las plantas -algunas de hasta 3,5 metros de altura- que se encontraban en el patio. Los vecinos, al escuchar ruidos, llamaron a la Policía. Los uniformados no encontraron a los ladrones, pero decomisaron la plantación.


El hecho se registró en una casa de la calle Saenz Peña. "Ante el requerimiento de vecinos que declaran haber oído ruidos y observado personas en los patios de sus viviendas, efectivos de esa dependencias se hicieron presentes en el lugar", informaron desde la comisaría Quinta. 

"Los policías revisaron patios en procura de identificar a los intrusos, quienes ya se habían fugado del lugar", dijeron. 

Pero en un patio observaron la plantación de marihuana, por lo que dieron inmediata intervención al Área de Coordinación Operativa de Lucha contra el Narcotráfico.

PUBLICIDAD




El morador de la vivienda estaba bajo investigación de la Fiscalía Federal, a cargo de Leonel Gómez Barbella, por "actividades relacionadas con cultivo y estupefacientes", se comunicó.

La pareja que habita esa vivienda fue notificada por infracción a la Ley 23.737, con intervención de la Justicia Federal.

Las plantas medían entre 0,80 y 3,50 metros. "Estaban cuidadas y prolijamente cultivadas. Por las evidencias observadas en el escenario, quienes habían ingresado a la madrugada tenían intenciones en robar las plantas de marihuana que estaban en ese lugar", dijeron los investigadores.

iTextual

Espacio Publicitario




 
Top