GuidePedia

Foto: MSR



El Viceintendente Municipal Jorge Domínguez encabezó el acto

Un nuevo acto por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia se desarrolló esta mañana en el Parque Don Tomas, organizado por la Municipalidad de Santa Rosa, a los pies del monumento donde se honra la memoria de 53 desaparecidos pampeanos, víctimas de la última dictadura cívico-militar instalada en nuestro país un 24 de marzo de 1976.



Acompañando la ceremonia se encontraba presentes en representación del municipio santarroseño el Viceintendente Jorge Domínguez, el Secretario de Hacienda, CPN Luis Evangelista, el Secretario de Cultura, Prof Gabriel Gregoire y la Secretaria de Desarrollo Social, Lic Diana Bonifacio. También participaron el Diputado Nacional Daniel Kroneberger, la Delegada Local de la Secretaría de Derechos Humanos de Nación, Patricia Berhongaray y la titular de la delegación local del ANSES, Brenda Alonso, y asistieron en representación del Gobierno Provincial el Secretario de Culto, Alberto Gómez, el Subsecretario de Salud, Dr Gustavo Vera y el Subsecretario de Turismo, Lautaro Córdoba.

Acompañaron el acto además, autoridades de la UNLPam, como el Secretario del Consejo Superior y Relaciones Institucionales, Abogado Cristian Parodi, y la Secretaria de Cultura y Extensión Universitaria, Ing Claudia Trotta. También se hicieron presentes autoridades de la Policía Provincial, del Ejército Argentino y de instituciones sociales de la ciudad, sumado a las banderas de ceremonia de distintos colegios de nivel primario y secundario de la ciudad.

PUBLICIDAD





La actividad se inició con el izamiento del pabellón nacional, en el mástil situado frente al Monumento a la Memoria, mientras el Coro de Adultos Mayores Ayun Tum, bajo la Dirección de Alberto Montano, interpretaban las estrofas del Himno Nacional Argentino.

A continuación, la periodista Verónica Mac Lennan, puso su voz para transmitir un mensaje enviado por la Doctora Ana Molteni, familiar de una pampeana desaparecida durante la dictadura, que no pudo estar presente por razones de fuerza mayor.

En su escrito la Doctora Molteni realizó una emotiva descripción acerca de cómo era la vida de su hermana Liliana, antes de terminar trágicamente engrosando la lista de personas desaparecidas durante el contexto de la más cruel y oscura etapa que afrontara nuestro país.

Entre los pasajes de su escrito, Ana Molteni resaltó que "Liliana era una persona excepcional, toda bondad. Y no lo digo solo por el lazo afectivo de ser su hermana. Quienes la conocieron darán fe a mis palabras".

También comentó que juntas ayudaban a su madre en el hogar y a su papá en las tareas de imprenta, y tal vez esto último, tuvo mucho que ver con el despertar de su amor por el periodismo, para lo cual se fue a vivir y a estudiar dicha carrera a la ciudad de La Plata.

Paralelamente, relató que mientras Liliana estudiaba periodismo, ya militaba en política. Y también era ayudante en la cátedra de lingüística de la facultad. Lo cual siguió después de recibida.

Siguiendo con la descripción de su Hermana, la Doctora Molteni referenció que Liliana militaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores, y que al parecer su militancia comenzó cuando iba junto a otros compañeros de periodismo, a trabajar en las villas donde había muchas necesidades. Allí realizaban muchísima tarea solidaria.

Además, mencionó que también hacía notas sobre política, aun sin estar recibida, para "Diario El Mundo" y que luego, cuando se recibió, continuo por un tiempo más hasta que dicho diario tuvo un triste final, siendo incendiado y cerrado, como es hoy de público conocimiento.

En tanto, remarcó que uno de los anhelos más importantes para su hermana era luchar por un país justo, sin hambre, con buena educación, con trabajo y desarrollo. Y fundamentalmente sin corrupción. Ello lo repetía hasta el cansancio, clamando por un país con leyes claras, justas y que se cumplan.

En otro pasaje emotivo de su carta, describió con tristeza que "El golpe cívico militar se la llevó la noche del 13/06/1976. De su casa. Junto a su compañero Daniel Elías. "La noche del 13 la note muy preocupada. Me saludó con un dejo de tristeza, y me dijo que volvería "si podía" en una semana. Nunca más la vi. Luego comenzó la larga búsqueda. A partir de ese momento vivimos la angustia y la tristeza de buscarla y no encontrarla. Su pérdida fue y será irreparable. No solo para la familia, sino para la comunidad. Perdimos a una ser que hubiera sido maravillosa, para el futuro de nuestra nación ", expresó con dolor la Doctora Ana Molteni.


PUBLICIDAD





Acto seguido, fue hizo uso de la palabra en nombre la Municipalidad de Santa Rosa, el abogado Pablo Pera Ibarguren, actual Director de Control e Inspección de Servicios Públicos.

En su discurso, el funcionario reflexionó en primer lugar que: "los que vinimos hoy aquí, lo hicimos cada uno trayendo una historia a cuestas, con un camino de vida emprendido, ese camino que recorremos de la mano de la gente que nos rodea, de familiares, de amigos, de compañeros y por qué no de ausencias".

Paralelamente, sostuvo que "quienes participan de este acto, sentimos un Compromiso Común, un baluarte inquebrantable, que es el respeto y el apego de nuestras acciones a un sistema de vida democrático".

En ese mismo contexto enfatizó que a democracia se construye y se defiende con acciones; acciones concretas, en lo cotidiano, en la familia, en la escuela, en el trabajo, donde cada uno de nosotros debe transmitir la importancia que tiene el sistema institucional argentino".

Dentro de su discurso, Pera Ibarguren rescató especialmente la figura de dos políticos argentinos que consideró trascendentes para la defensa de la democracia argentina.

En ese marco, se refirió primeramente a Ricardo Balbín, recordando que fue un hombre que siempre buscó la unión de todos los argentinos, exhortando a todos los ciudadanos, pero en especial a los dirigentes políticos, a evitar la tragedia, a enarbolar más que nunca la bandera de la unión nacional, de la vida en paz y, sobre todo, de la defensa de las instituciones democráticas.

Recordó que en una de las horas más decisivas para el país, inquirió en uno de sus discursos al pueblo argentino sobre si "podremos reconstruir hoy o no. ¿Tendremos que rehacer todo después de la catástrofe? Puede ser que sí, pero al más incrédulo de estas concepciones, le afirmo: Si se esperan las ruinas, en las ruinas encontrarán una bandera. No se realizará el país sino sobre la base de la unión de los argentinos." Más tarde, se cumpliría la premonición de aquel hombre: la bandera y la república en ruinas, por el devenir de una época de terror, persecución y muerte: llena de ausencias y desapariciones.

En tanto, recordó en otro pasaje de su alocución al ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín mencionando que "Con el llegó la paz y se inició el camino de justicia. Con Alfonsín muchos aprendieron a votar, y yo a comer, curarme y educarme", afirmó.

También rememoró que "fueron Ernesto Sábato y los integrantes de la CONADEP los encargados de informar al Presidente Alfonsín y al mundo entero, que la Argentina tenía el triste privilegio de haber creado una nueva categoría de seres humanos: la de los desaparecidos".



PUBLICIDAD





Culminando su discurso, Pera Ibarguren subrayó que "sabemos y tenemos conciencia que la esencia de la democracia no queda debidamente expresada por estructuras meramente jurídicas, o por líricas afirmaciones de dignidad humana. Por ello es nuestro deber completarla, con acciones concretas que puedan resolver y dar respuestas a las demandas sociales, no sólo por quienes habitamos hoy el suelo argentino, sino por las ilusiones de aquellos que sufrieron ausencias, por aquellas sillas que quedaron vacías, por las lágrimas derramadas, por las búsquedas incansables, por las heridas sangrantes, por los pechos que no amamantaron. Por todos ellos seguiremos pidiendo juntos, MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA".

Finalizando el acto, se colocaron ofrendas florales y claveles sobre las placas que recuerdan a cada uno de los 53 desaparecidos pampeanos situadas en el Monumento a su memoria, y minutos más tarde, dando cumplimiento a la Ordenanza N° 1747/96, un grupo de autoridades junto a familiares de desaparecidos pampeanos realizaron la plantación un árbol sobre el espacio verde lindero al monumento, en homenaje a los 30 mil desaparecidos durante la última dictadura.

Espacio Publicitario






 
Top