GuidePedia

Foto: iTextual

Una chica de 13 años de edad sufrió un profundo corte luego de ser atacada con un ladrillo en Santa Rosa, según denunció. Por el caso fueron acusados sus vecinos, que negaron las imputaciones y sostuvieron que la adolescente "miente" para proteger a su padrastro.


Los hechos ocurrieron el sábado por la noche en Jaureche y Sequeira. Allí, desde al menos 2013, dos familias han protagonizado una serie de denuncias cruzadas por graves hechos de violencia.

Candela, de 13 años, es la chica que fue trasladada al Hospital Molas con un profundo corte. Señaló a su vecino, Andrés Roveda.

PUBLICIDAD




Roveda estuvo detenido un día y medio y, luego de una audiencia de formalización en la que le comunicaron de qué delitos se lo acusa, fue liberado este lunes, hasta tanto se realice un juicio, según lo publicado por iTextual. También está acusada su esposa, Vanesa García. Ella estuvo detenida desde el sábado a la noche hasta el domingo a la mañana.

Roveda es recordado porque estuvo detenido por el asesinato de Oscar Canale, dentro de la comisaría de Acha, en noviembre de 2003. Finalmente, junto a otros presos que estaban acusados, fue absuelto. El asesinato aún permanece impune.

PUBLICIDAD




Según la versión de una de las familias, Candela ingresó al patio de la casa donde reside Roveda a buscar a su perro. Allí fue atacada, dijo Valeria Velázquez, la madre de la adolescente. "La tuvieron que operar de urgencia", contó. "Solo pido justicia porque yo, como madre, me siento con un dolor inmenso por la cara desfigurada de mi hija".

La versión de la familia Roveda es otra. "La chica miente", dijo Vanesa García, la esposa de Roveda. "Miente para proteger a su padrastro, de unos 50 años de edad que, ya en 2013, lo denuncié. Es violento e, incluso, lo denuncié porque baleó el frente de mi casa. Incluso  me llegó a pegar delante de los propios policías".

¿Qué ocurrió el sábado a la noche? "Este hombre, el padrastro de la chica, comenzó a arrojar piedras a mi casa. No estaba mi marido. Fui a la comisaría Primera pero no me quisieron tomar una denuncia. Solo me tomaron una exposición, porque dijeron que no había lesionados. Volví y siguió arrojando piedras. Ya estaba mi esposo. Llegaron policías para intentar calmar la situación. Pero no pudieron. En un momento, los policías se llevaron a mi marido, detenido. Media hora después, apareció una ambulancia y la chica diciendo que tenía un corte. A mi poco después también me llevaron detenida y recién me liberaron el domingo. Mi marido estuvo un día más, hasta este lunes a la tarde", contó.

"Es falso que nosotros hayamos lesionado a la chica. Es totalmente falso", sostuvo. Por lo pronto, tanto ella como su esposo afrontan una causa penal.

iTextual

Espacio Publicitario





 
Top